Garrigues crea un holding para agrupar sus negocios no jurídicos
28/03/2008
El bufete de abogados Garrigues acaba de crear la sociedad Garrigues Corporación Sociedad Civil para agrupar sus negocios que no son estrictamente jurídicos y que no pueden, por tanto, encuadrarse bajo el paraguas de la Ley de Sociedades Profesionales.
La nueva compañía holding está integrada hasta el momento por tres sociedades relacionadas con las nuevas tecnologías. CINCO DIAS Arantxa Corella / MADRID (10-03-2008) Desde hace años, el despacho Garrigues ha venido diversificando su negocio más allá del estricto asesoramiento jurídico y fiscal a sus clientes hacia nuevas actividades relacionadas con las nuevas tecnologías, los deportes y el entretenimiento, las patentes y las marcas, el medio ambiente o los recursos humanos. Cada una de estas actividades cuenta con su propia sociedad, Garrigues Nuevas Tecnologías, Garrigues Sport & Enterteinment, Garrigues Patentes y Marcas, o Garrigues Human Capital Services. Y en el campo de las nuevas tecnologías Garrigues se ha centrado en especial en la investigación de la generación de bases de datos de apoderamientos, en la generación y custodia de pruebas electrónicas o en los procedimientos de certificación de correos electrónicos. Para el desarrollo de estas actividades, el despacho de abogados ha creado el holding Garrigues Corporación Civil que, según consta en el Registro Mercantil, tiene como objeto social 'la realización de cuantas actividades no profesionales se consideren contribuyan directa o indirectamente al desarrollo de J&A Garrigues'. Garrigues Corporación engloba por el momento a tres sociedades: Serfel, Logalty y Stampware, cuyas actividades requieren en algún caso, según explica el bufete, la participación de socios que en ocasiones no son abogados o profesionales que puedan operar bajo el paraguas de la Ley de Sociedades Profesionales, que establece que 'las sociedades profesionales únicamente podrán tener por objeto el ejercicio en común de actividades profesionales'. El bufete ha desarrollado negocios relacionados con nuevas tecnologías aplicadas a la abogacía Sin embargo, algunas de las empresas creadas por Garrigues y que ahora se encuadran dentro del nuevo holding tienen participación de otras empresas. Es el caso por ejemplo de Logalty, dedicada a la generación y custodia de pruebas electrónicas que dota de seguridad a las transacciones online y entre cuyos socios se encuentra T-Systems, filial del Grupo Deutsche Telekom. Colaboración 'La labor de investigación que requieren estas empresas, dada su complejidad, ha necesitado de la colaboración de socios tecnológicos especializados y, en su caso, financieros', aclaran en Garrigues, que añaden que en todo caso su actividad esencial y la base de su actividad es y seguirá siendo la de la abogacía. 'Pero hay determinadas actividades de la abogacía que requieren a veces de componentes más técnicos para así dar mejor servicio a nuestros clientes y para ello a veces hay que contar con la colaboración de otras sociedades', añaden. Asesoría jurídica y tributaria y otros negocios La principal razón que ha llevado a Garrigues a crear una sociedad holding es la necesidad de adaptarse a la Ley de Sociedades Profesionales. En este escenario 'ha sido necesario separar de la práctica del asesoramiento jurídico y tributario, que la ley considera actividad profesional, aquellas otras que la norma considera que no constituyen una actividad profesional', explica el bufete. La ley de sociedades profesionales señala el próximo 16 de marzo como día límite para que los colegios profesionales creen un registro de sociedades profesionales, y el 16 de junio como fecha máxima para la adaptación de las sociedades constituidas con anterioridad. Algunos colectivos han pedido algo más de plazo para su adaptación. Las sociedades profesionales sólo podrán tener como objeto social el ejercicio de una o varias actividades profesionales para las que se requiera una titulación universitaria y la inscripción en el correspondiente colegio.