La gestión del desempeño de sus empleados para crecer, principal objetivo de los CEOs
04/07/2011
RRHH Digital. Hay Group, empresa internacional de consultoría, ha publicado los resultados del estudio sobre Gestión del Desempeño a nivel mundial. Según el estudio, los CEOs han establecido objetivos optimistas de crecimiento para 2011, y están exigiendo un aumento significativo de la productividad de su plantilla.

Fuente: http://www.rrhhdigital.com  Fecha: 4.7.2011

Según el estudio, las empresas internacionales están apuntando a un 5,4 por ciento de crecimiento para 2011, y en España este crecimiento es de un 6,1 por ciento, y los objetivos que superan las previsiones económicas locales en la mayoría de los casos (ver tabla abajo).

En España, las empresas están apuntando a un 6,1 por ciento de crecimiento promedio, comparado con un pronóstico de crecimiento económico del 0,8 por ciento, según el FMI.

Los líderes empresariales reconocen que es un reto importante, que requerirá elevar la productividad de una manera sin precedentes, en una mano de obra que ya se encuentran al límite.

El informe de Hay Group sobre la Gestión del Desempeño Estratégico se basa en la investigación entre 1660 Responsables Senior de las grandes empresas en más de 30 países en todo el mundo.

Bibi Hahn, Directora global de Gestión del Desempeño Estratégico de Hay Group, comenta: "Los consejeros delegados han establecido objetivos ambiciosos, y están exigiendo cada vez más a sus empleados para poder conseguirlo.

"Se requiere un enfoque innovador sobre la gestión del desempeño, ya que los directores deben aprovechar la fuerza colectiva de sus empleados e incentivar las mejoras en el desempeño que prometieron a los accionistas."

El reto del desempeño

Una gran mayoría de los líderes de negocios a nivel mundial - cerca de dos tercios (63 por ciento) - admiten que sus objetivos de crecimiento representan un desafío significativo. Este desafío en España no supera el 50%.

A pesar de las actividades en fusiones y adquisiciones (M&A) que muestra signos de reactivación, las empresas no pueden basarse únicamente en las adquisiciones para lograr el crecimiento. Las empresas necesitan un cambio radical en la productividad de los empleados para que puedan crecer de forma orgánica.

Los líderes de negocios dicen que necesitan incrementar la productividad en promedio un 6 por ciento (En España es necesario incrementar la productividad un 6,4 %), la mayoría de los líderes tanto europeos como españoles (el 57 por ciento) con la intención de exigir aún más a sus plantillas.
 

Mientras tanto, casi la mitad (el 44 por ciento en Europa y el 23 % en España) temen que sus empleados ya tienen demasiada carga de trabajo para conseguir los objetivos de negocio actuales.


Bibi Hahn, Directora Global de Gestión de Desempeño Estratégico de Hay Group, afirma:

“Pretender conseguir las mejoras de la productividad, presionando y exigiendo más a sus empleados, luego de estos tres años de duro trabajo durante la crisis económica es pedirles un gran esfuerzo.”

"Atascados en la mentalidad de crisis, los líderes empresariales se han convertido demasiado dependientes de la palanca de los costes para así poder mantenerse a flote. Es hora de cambiar y centrarse en el crecimiento tirando de la palanca de desempeño".


Enfocados en el Desempeño

Los líderes empresariales sostienen que mejorar el desempeño individual es fundamental para lograr sus objetivos de crecimiento. Este año, la mayoría de las empresas (el 52 por ciento) cuentan con un plan más riguroso para implementar la gestión del desempeño individual. En España este plan no supera el 40%.

En España un 47% y en el resto casi dos tercios (el 64 por ciento) de los líderes empresariales coinciden en que la gestión del desempeño individual es un factor importante para el rendimiento del negocio en general. Cerca de la mitad (el 43 por ciento) cree que hace una diferencia en el resultado final y en España sólo un 20% lo piensa.

Hahn continua: "La gestión del desempeño está en el corazón del éxito del negocio. En este momento en que la productividad es fundamental para el lograr los objetivos de crecimiento que los ejecutivos han establecido, los líderes empresariales deben darse cuenta que la gestión del desempeño es parte de su trabajo."


La mala gestión del desempeño

Según el estudio, las empresas internacionales por lo general no están gestionando de manera correcta el desempeño.

Vincular el desempeño individual con la estrategia corporativa debe ser el componente básico en la ecuación del desempeño. Sin embargo, sólo una cuarta parte de las empresas puede alinear su enfoque de gestión del desempeño con su estrategia de empresa (el 27 por ciento frente a un 60% en España).

El estudio destaca los factores de éxito más críticos para la gestión del desempeño. Nueve décimas partes de los líderes (el 90 por ciento) señalan que la cultura tiene una influencia importante sobre su eficacia (En España un 97%). Sin embargo, menos de una cuarta parte (el 24 por ciento) de las empresas diseñan la gestión del desempeño a medida de la cultura y los valores de la empresa. En España este valor es muy bajo, sólo un 7%.

A pesar, de conocer la importancia de vincular la gestión del desempeño a la estrategia y a la cultura de la empresa, sólo el 13 por ciento de los líderes empresariales en realidad hace las dos cosas. En España el 100% de las empresas vinculan estos dos puntos.
 

Cuatro de cada diez líderes creen que los directivos de sus empresas no utilizan el proceso de gestión del desempeño de manera eficaz (el 40 por ciento y en España es el 30%) y que no apoyan activamente el proceso (el 38 por ciento y el 43% en España). Casi la misma cantidad describe su proceso como un "tick-box exercise" (el 37 por ciento y el 73% en España).

Como resultado, los líderes empresariales no pueden dedicar el tiempo necesario para gestionar los desempeños más bajos: casi el 40 por ciento admite que emplea de su tiempo el 10 por ciento o menos para hacerlo. En España es el 80%.


Bibi Hahn, concluye:

"Los líderes empresariales han demostrado durante más de 20 años que la gestión del desempeño debe estar alineada con la estrategia de la compañía para ser eficaz. Pero eso no es suficiente. La cultura de la empresa juega un papel vital en la conducción del desempeño.

"Sin embargo, el 90 por ciento de las empresas no lo consigue. No logra alinear la gestión del desempeño con la estrategia y la cultura.

"Las compañías que quieran conseguir un crecimiento notable, deberán estar preparadas con un enfoque adecuado de gestión del desempeño que esté alineado con la estrategia, la cultura y los valores de la empresa."