Ginés Alarcón, T-Systems: "Tenemos problemas para contratar personal: no hay"
15/01/2008
Más rotación sería difícil de sostener. Conseguir un cliente nuevo cuesta 10 veces más que mantenerlo.
EL PAIS MANUEL V. GÓMEZ 13/01/2008 Ginés Alarcón (Barcelona, 1954) dirige T-Systems en la península Ibérica, la única inversión que le queda al grupo Deutsche Telekom en España tras la venta de Ya.com a Orange. Y a tenor de sus palabras lo seguirá siendo. Es rotundo en esta cuestión. T-Systems es una inversión estratégia para Deutsche Telecom. La filial de la operadora alemana se dedica a la externalización de servicios de tecnologías de la información y la comunicación. P. ¿Modifica algo su estrategia la venta de Ya.com? R. No. Nuestro mercado son las empresas, y Ya.com es un negocio residencial. P. Su facturación en 2006 se estancó. ¿Por qué? R. Por dos razones: una, por la integración con Gedas [adquirida en 2005], que redujo algo nuestra capacidad de generar negocio. Otra, porque teníamos negocios cruzados que hemos consolidado. P. T-System tiene mayor presencia en automoción y la Administración pública. ¿En qué consiste ahora su estrategia de crecimiento? R. Focalizarnos en estos dos sectores porque es donde tenemos una experiencia más amplia y completa, y su capapacidad de crecimiento es muy relevante. También nos centraremos en el sector financiero. Ahí nuestro tamaño es menor, sin embargo es un gran consumidor de tecnologías de información y comunicaciones. Y también, de forma muy selectiva en cuanto en torno a qué servicios y productos ofrecemos, en la industria y servicios. P. ¿Es nueva? R. Hemos definido un plan estratégico 2007-2010. Y el principal objetivo es facturar 500 millones en la península Ibérica en 2010. P. ¿Qué ahorra una empresa que contrata sus servicios? R. Es una combinación de ahorro y posicionamiento. Analistas como Gartner u otros afirman que, en general, cuando se produce un outsourcing (una externalización de servicios), entre un 10% y un 15% de ahorro es razonable que se alcance. P. El peso en el mercado de las cinco empresas más grandes del sector, entre ellas T-Systems, ha caído en los últimos años, ¿por qué? R. Hay más demanda que oferta. Hay empresas de menor tamaño que están siendo actores porque no podemos cubrir todo lo que nos demandan. Entre otras cosas porque tenemos algunos problemas en la contratación de personal. No hay personal. P. ¿Es un mercado atomizado? R. Sí. Es un mercado en el que cualquier emprendedor que quiera hacer algo puede. No es un mercado de difícil entrada. También es cierto que los clientes, sobre todo a partir de cierto tamaño, trabajan con empresas de dimensiones equivalentes porque no pueden correr riesgos de contratar una empresas menos potente que la suya. Por otro lado, los clientes grandes están consolidando proveedores. Si un cliente grande contrata muchas empresas tiene un coste añadido. P. ¿Pueden satisfacer toda la demanda? R. No es fácil. Hay más demanda que oferta, pero con un problema. Nuestro sector no está siguiendo las reglas del mercado. Los precios no están subiendo. P. ¿Y qué grado de fidelización tienen? R. Muy alto. P. ¿Qué porcentaje? R. Me atrevería a decir que un 90%. Más rotación sería difícil de sostener. Conseguir un cliente nuevo cuesta 10 veces más que mantenerlo. P. Al asumir un servicio que ya existía en una empresa, ¿tienen problemas con la plantilla de la empresa que ya desarrollaba esas tareas? R. Si se hace bien, no tiene porque dar ningún problema. P. ¿Qué quiere decir hacerlo bien? R. Prestarle atención. Es un tema tan importante como el tecnológico. Son más importantes las personas que la tecnología. P. ¿Supone esto una forma de reducir plantilla? R. No. No es el objetivo. Se trata de externalizar servicios. Una cosa no va asociada con la otra. P. ¿En España se nota que hay una empresa como Indra en el mercado a la hora de adjudicar contratos en la Administración pública o en otros sectores? R. No. Una cosa importante es que cada vez hay más transparencia y rigurosidad.