El gran problema de la retribución es la diferencia entre trabajadores pre y post crisis
05/10/2012
Presentación del Estudio sobre el Mercado Retributivo de Hay Group

Fuente:  www.equiposytalento.com

Tras ya casi cinco años de profunda crisis, parece que instituciones y organismos oficiales empiezan a vislumbrar la recuperación a finales de 2013, pero con crecimientos muy moderados. En este contexto, Hay Group ha convocado a sus clientes a su tradicional evento anual de presentación del mercado retributivo general en el que se han abordado dos temas clave: las tendencias retributivas en el actual escenario económico y la vinculación entre salario y compromiso.

Jorge Herraiz, director de Productized Services para España, ha inaugurado el evento presentando el Mercado Anual de Retribución de España 2012, que recoge la evolución durante los últimos doce meses de los mercados retributivos y en la que sigue reflejándose la influencia de la actual situación de crisis económica. El análisis, realizado sobre la base de la información aportada por 222 empresas de distintos sectores de actividad, tamaño y propiedad, aporta una visión clara del mercado retributivo español.

Este año siguen activos e incluso se refuerzan, todos aquellos factores que han venido impactando sobre el mercado laboral y su evolución, así como sobre los mercados retributivos, con procesos extendidos de congelación salarial, continuidad de los Expedientes de Regulación de Empleo (con 272.000 trabajadores hasta julio de 2012), procesos de prejubilación, de reestructuración empresarial, ajustes de plantilla y procesos de adquisición o fusión.

Paro juvenil y discriminación por género
En la muestra de las empresas que participan en el estudio de 2012, llama la atención la disminución en un 2% de los empleados de menos de 30 años, lo que corrobora las cifras macroeconómicas publicadas sobre paro juvenil: 52,9% en el primer trimestre del año. Asimismo y también para 2012, los salarios medios de entrada de los recién titulados bajan con respecto a lo que presentaba el mercado en 2011, con la excepción de los técnicos de grado medio.

Otro dato de interés, es el aumento lineal y progresivo de los hombres, en detrimento de las mujeres, a medida que vamos subiendo niveles de responsabilidad en las empresas, llegando a representar las mujeres menos del 15% de la muestra en puestos directivos. Según Herraiz, esta tendencia sigue en aumento, pese a los esfuerzos realizados por las diferentes Administraciones a lo largo de los últimos años.

En relación al Mercado Retributivo General de España, este año se ha producido una contracción en retribución fija y total, al contrario de lo ocurrido el año pasado, y muy similar a lo que se experimentó en 2010. En definitiva, estamos ante una clara figura en uve doble. La retribución fija descendió un 3,5% para el colectivo de operarios y un 0,5% para el de Directivos. La retribución total percibida baja entre un 1,7% y un 4,7 respectivamente para estos mismos colectivos. La excepción se ha producido para puestos técnicos y supervisores, con una pequeña evolución positiva del 0,2% en la retribución fija.

Disminución del poder adquisitivo
En la presentación, se puso como ejemplo para demostrar la disminución del poder adquisitivo de un Operario o un Administrativo, que alguien que ganara 1.000 € de retribución fija en 2006 y teniendo en cuenta los datos de la evolución del mercado de Hay Group, su sueldo se habría convertido en 2012 en tan solo 1.010 €. Esto es dramático y explica en parte la caída libre del consumo, si tenemos en cuenta el incremento del IPC en casi doce puntos en el mismo periodo.

Donde sí se perciben ciertos incrementos, entre un 1,6% y un 2% en retribución fija, es en las retribuciones percibidas por las personas que han permanecido ocupando un mismo puesto de trabajo en los años 2011 y 2012. En cualquier caso, siguen siendo incrementos inferiores a la inflación.

Trabajadores pre y post crisis
Según se recalcó en la exposición, “se está produciendo un fenómeno problemático en las empresas, ya que ahora tenemos trabajadores precrisis que más o menos mantienen sus condiciones salariales y trabajadores postcrisis, personas que han ocupado vacantes por prejubilaciones o reestructuraciones”, pero con salarios inferiores en algunos casos al 25% de lo que hubiera podido percibir el anterior ocupante del mismo puesto y no solo eso, “inferiores también y en la misma proporción a los de sus nuevos compañeros de trabajo con similares niveles de responsabilidad”, explica Herraiz.

Conclusiones y propuestas de soluciones
¿Cómo pueden solucionar esto los departamentos de Recursos Humanos? Una conclusión importante fue que las herramientas tradicionales para analizar y definir la política salarial de una empresa están cambiando al incorporar nuevas variables. Ya no basta con tener en cuenta la equidad salarial interna, harto difícil de gestionar en la situación actual por los motivos comentados, o la competitividad salarial con nuestro sector o con el mercado general; ahora es necesario contemplar otras variables como el nivel de frustración de los empleados y el apoyo organizativo que reciben de la empresa, para poder definir una política salarial capaz de generar compromiso y esfuerzo extra allá donde sea necesario.

Una palanca para generar ese compromiso, es a través de la definición de una correcta política de retribución variable. En términos porcentuales, la retribución variable realmente percibida ha experimentado un ligero crecimiento en determinados sectores, con toda probabilidad como reflejo del esfuerzo dedicado por un importante número de empresas en la revisión de sus esquemas de pago, para adecuarlos mejor a las circunstancias económicas actuales, incidiendo sobre la redefinición de destinatarios, nuevos indicadores de desempeño y recalculo de los ya existentes.