HPE reafirma su apuesta por España y abre un nuevo centro tecnológico en Madrid
10/05/2017
Pretende ser un referente mundial en algunas soluciones tecnológicas Las empresas podrán ir a desarrollar aplicaciones y a probar soluciones

Meg Whitman, la presidenta de Hewlett Packard Enterprise (HPE), ya lo dijo hace meses cuando HP se escindió en dos compañías independientes cotizadas, HP Inc y HPE: “España es un país muy interesante para invertir, para tener innovación, porque cuenta con los mejores ingenieros del mundo”. Y no lo dijo aquí, sino en Wall Street. Tras estas palabras, la compañía inaugurará hoy un nuevo centro tecnológico en España, ubicado en la sede central de HPE en Madrid.

La instalación, que pretende dar facilidades a las empresas y organismos públicos españoles para su transformación digital,fue inaugurado  con la presencia de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, el Secretario de Estado para la Sociedad para la información y la Agenda Digital, José María Lasalle, y el presidente y consejero delegado de HPE España y Portugal, José María de la Torre.

 

“Con la creación de este nuevo centro, reforzamos nuestro compromiso con España y su talento”, señala el directivo español, que asegura que esta instalación es el resultado de un esfuerzo de la filial por traer al país inversiones de la corporación de alto valor añadido. “Queremos que la instalación sea un referente mundial en algunas de las soluciones tecnologías que se desarrollarán desde el mismo”, continúa De la Torre.

El nuevo centro tendrá cinco líneas principales de trabajo, que están alineadas con las apuestas tecnológicas de la multinacional: entornos de cloud híbrida (HPE está convencida de que las empresas utilizarán nubes privadas y públicas para ejecutar sus aplicaciones), infraestructuras definidas por software, internet de las cosas, big data y servicios de operadora basados en funciones de red virtualizadas (NFV), uno de los puntos fuertes del centro.

Desarrollar y probar

“Los clientes podrán venir a desarrollar aplicaciones, a innovar, y a probar soluciones. También podrán venir a observar esas tecnologías para ver cómo podrían aplicarlas en sus propias casas. Habrá demostración y creación”, explica el consejero delegado de HPE España, que insiste en que el centro tiene vocación de convertirse en un espacio para la cocreación que ayude a seguir impulsando la innovación tecnológica desde España.

Para poder llevar a cabo todo ese trabajo, el nuevo centro de HPE cuenta con 100 servidores, 2.500 núcleos de computación, 15.000 GB de memoria RAM y 900 puntos activos de red de última generación a 10 gigas. La tecnología del centro a nivel de infraestructura es de HPE, pero habrá software y soluciones de terceros, desde casas de software consagradas a startups.

“Gracias a la economía de las ideas, hay empresas de reciente creación que tienen capacidad de convertirse en nucleares para las empresas, por eso es más necesario aún poder observar y probar esas tecnologías en un entorno masivo de producción y gran capacidad de cómputo”, sostiene De la Torre. El directivo asegura que el centro resultará útil para organizaciones de cualquier sector. “La ventaja que ofrece no es solo tecnológica, sino la de casos de uso. Las empresas podrán hacer pruebas antes de lanzar un nuevo producto o servicio. Comprobar si es el momento adecuado para hacerlo o si es preferible retrasarlo”.

El nuevo centro estará integrado con la red de centros tecnológicos que tiene HPE a nivel mundial. Ello permitirá a los clientes de HPE en España acceder a casos de uso tecnológico de clientes de la firma en otros países. El director del centro es Jorge Fernández, director de Tecnología de HPE España.

“La necesidad de cambio y de adaptación lejos de frenarse se va a acelerar en las empresas, por eso queremos convertirnos en su socio de referencia para la transformación digital, también en España”, dice De la Torre.

Más foco en la empresa

El presidente de HPE España y Portugal defiende que la separación de las dos HP les ha permitido poner más foco en el entorno empresarial. “En pocos meses hemos lanzado más de 100 soluciones y desde noviembre hemos comprado cinco empresas para fortalecernos en determinadas tecnologías: SGI (informática de alto rendimiento ), Niara (análisis de comportamiento), Simplivity (TI híbrida), Nimble Storage (almacenamiento predictivo) y Cloud Cruiser (optimización de uso y gasto de la nube pública e híbrida).

Aunque De la Torre no da datos económicos sobre la filial española, asegura que en 2016 crecieron como la corporación y asegura que para 2017 tienen buenas perspectivas, “pues las adquisiciones que hemos hecho se producen en áreas de reciente creación que tienen un potencial enorme de crecimiento”.

El directivo confía en que en España crezca el mercado de las tecnologías de la información, golpeado el pasado año, entre otras cosas, por la ausencia de Gobierno durante la segunda mitad del ejercicio, que frenó los contratos de la Administración Pública. “Ahora, un marco estable, con presupuestos aprobados, ayudará a acometer más proyectos de transformación digital. Estamos notando que esta transformación digital está en la lista de las grandes preocupaciones de los responsables de las organizaciones al más alto nivel”.

El ejecutivo presume de algunos nuevos clientes ganados recientemente. Por ejemplo, con Telefónica ha lanzado una plataforma de big data en modo servicio para facilitar a las empresas españolas la optimización de sus datos. Y ha colaborado con la Universidad de Huelva en un proyecto de transformación digital para modernizar su infraestructura tecnológica, de modo que tanto los alumnos como el personal docente y de administración puedan acceder con mayor velocidad a las aplicaciones y servicios tecnológicos.

Fuente: HPE