El Ibex cae un 0,49% y pierde los 8.300 puntos
09/01/2012
La jornada se adivinaba tranquila e, incluso, satisfactoria. Los índices del Viejo Continente, pese al repunte de las primas de riesgo de España e Italia, pese a la rebaja de la calificación de Hungría hasta el nivel de 'bono basura', pese a la fuerte caída del euro, se mantenían al alza.

Fuente: www.elcorreo.com  Fecha:  09.01.2012

Tampoco pareció importar que las ventas minoristas de la zona euro del mes de noviembre fueran peores de lo esperado, al igual que los pedidos de fábrica de Alemania. El Ibex 35 en particular, se mantenía cómodamente por encima de los 8.300 puntos e incluso llegó a hacer alguna incursión más allá de los 8.400 puntos.

Pero no cabe duda de que la referencia más importante del día sería la publicación del informe oficial de empleo en Estados Unidos. Se conoció a las dos y media de la tarde, una hora antes de la apertura de Wall Street. Y, en principio, fue positivo. Durante el mes de diciembre, se crearon 200.000 nuevos empleos en los sectores no agrícolas, por encima de los 155.000 que esperaban los analistas. Bien es verdad que la cifra del mes anterior se revisó a la baja: de los 120.000 a los 100.000. En el sector privado, el número de nuevos puestos de trabajo se elevó hasta los 212.000, también por encima de los previstos (178.000), pero la cifra de noviembre también se revisó a la baja. En sector manufacturero empleó a 23.000 trabajadores más, por encima de los 6.000 que decía el consenso.
 
En total, la tasa de paro bajó hasta el 8,5%, el nivel más bajo desde el año 2009, cuando se esperaba que se situara en el 8,7%, cifra en la que, por otro lado, cerró noviembre según la cifra revisada (la primera lectura la fijó en el 8,6%). Y la tasa de subempleo bajó del 15,6% hasta el 15,2%.
 
El Ibex 35 ha reaccionado ligeramente a la baja a la publicación de este informe, aunque el golpe final ha llegado con la apertura de la Bolsa de Nueva York con descensos. Entonces el Ibex 35 cayó de repente hasta los 8.250 puntos. ¿A qué se debe esa reacción tan negativa a los datos sobre el mercado laboral? Quizá es que el informe de la agencia ADP publicado la sesión anterior puso el listón demasiado alto y es que, según su estadítica, durante el mes de diciembre se habrían creado 325.000 nuevos puestos de trabajo en el sector privado, es decir, casi el doble de esos 178.000 estimados. El informe oficial batió expectativas, pero el margen de sorpresa fue muy inferior y, además, los datos del mes anterior sufrieron una importante revisión a la baja.
 
Cae el Ibex
 
Varios miembros de la Reserva Federal se mostraron partidarios de que la autoridad monetaria estadounidense ponga en marcha medidas más expansivas. Fue el caso, por ejemplo, del presidente de la Fed de Boston, Eric Rosengren, que insistió en que había que dar más apoyo al sector inmobiliario y a las pequeñas y medianas empresas. Y en la misma dirección se manifestó el presidente de la Fed de Nueva York, William Dudley. Síntoma de que ven a la economía aún muy débil.
 
Ello ha provocado que el Ibex 35 cerrara finalmente con un recorte del 0,49% y en los 8.289,10 puntos, es decir, por debajo de los 8.300 puntos que los analistas técnicos consideran un nivel clave para el indicador. En otros índices europeos, los recortes han sido algo más severos. El que más ha caído ha sido el Ftse Mib de Milán, con un descenso del 0,82%. A continuación, el Dax alemán, que ha perdido un 0,62%. El Cac 40, mientras, ha retrocedido un 0,24%. El Ftse 100 británico, impasible, ha terminado la jornada con una revalorización del 0,45%. E incluso mejor le ha ido al parqué luso, que se ha apuntado un 1,7%.
 
Pero, en general, no podemos decir que fueran generosos los Reyes Magos con las Bolsas. Menos todavía con la deuda. Porque la prima de riesgo de la española cerraba la sesión en los 385 puntos básicos y el tipo de interés del bono a diez años en el 5,7%. Y eso que parece que el Banco Central Europeo intervino para evitar que la sangría fuera a más. La prima de riesgo de la deuda italiana cerró la jornada cerca de los 530 puntos básicos, con el interés de los bonos a diez años por encima del 7,10%. La rentabilidad del bono alemán apenas se movió: se mantuvo en el entorno del 1,85%. En Estados Unidos, la insistencia en la necesidad de más políticas expansivas de la Fed, es decir, de más compras de activos hizo que la rentabilidad del bono americano a diez años corrigiera ligeramnte, para alejarse del 2%.
 
Mercado español
 
De vuelta en las Bolsas, dentro del Ibex, que durante la mayor parte de la sesión apenas tuvo un par de valores en rojo, casi la mitad de las compañías terminaron la sesión con descensos. La que más cayó fue Madiaset, con un retroceso del 2,61%. A continuación, Gamesa, que se dejó un 2,37%. La recogida de beneficios se impuso en ArcelorMittal, que ha tenido un muy buen comienzo de año: ayer, al cierre, se dejaba un 1,90%. Le siguió FCC, con un recorte del 1,71%.
Entre los más castigados, también los bancos. Entre ellos, el que más cayó fue el Santander, que retrocedió un 1,43%. También el Sabadell y BBVA se dejaron más de un punto porcentual. El Popular apenas perdió un 0,4%. CaixaBank y Bankinter lograron esquivar las pérdidas con ganancias de un 0,2%. Y Bankia fue el segundo valor más rentable de la jornada con una revalorización del 1,62%.
 
Además de los grandes bancos, los otros 'blue chips' también cerraron la sesión en negativo, lo que impidió un mejor resultado para el selectivo. Así, Iberdrola se dejó un 0,63%, Telefónica, un 0,57%, y Repsol YPF, un 0,32%. Dia, inasequible al desaliento, fue el valor más rentable de la sesión, con una revalorización del 2,69%. Además, la cadena de supermercados también fue el mejor valor de la semana. Un buen debut en el selectivo español. Entre los más rentables se colocaron también Indra, Amadeus y Enagás: los tres fueron capaces de subir más de un punto porcentual.
 
Castigo a la banca
 
Fuera del selectivo, destacó San José con una revalorización del 11,67%. A cotinuación, Tecnocom  y Cleop, que avanzaron más de un 6%. En rojo, el peor valor fue Uralita, que se dejó un 5,62%. Prisa, Adolfo Domínguez y Vértice retrocedieron más de un 4%.
 
En el Eurostoxx 50, de nuevo, el sector más castigado fue el bancario, con Unicrédito en cabeza: retrocedió un 11%. A continuación, Intesa SanPaolo, que perdió más de un 4%. Deutsche Bank y Société Générale cayeron más de un 3%. No extraña si tenemos en cuenta que los depósitos a un día en el Banco Central Europeo marcaron otro récord por encima de los 450.000 millones de euros. Los bancos no se fían entre sí, no circula el crédito.
En el mercado de materias primas, el mal tono con que se acogió el informe oficial de empleo provocó un parón en su precio: así, el barril de Brent, de referencia en Europa, cerraba la sesión cambiándose por 112 dólares y el de West Texas, de referencia en Estados Unidos, caía hasta los 101 dólares. La onza de oro, por su parte, aunque sufrió cierta volatilidad, se movió en torno a los 1.620 dólares.