IBM avanza con Smarter Computing hacia los nuevos retos tecnológicos
05/05/2011
IBM presenta su nueva apuesta por un modelo informático más inteligente, que permita responder a los retos tecnológicos de las empresas en un mundo cada vez más interconectado y global. Bajo la denominación Smarter Computing IBM ofrece un modelo capaz de ayudar a las empresas a afrontar el imparable crecimiento de la información en sus organizaciones y mejorar su análisis para tomar decisiones más informadas sin que sea necesario incrementar sus presupuestos ni ampliar sus infraestructuras tecnológicas.

Fuente:  www.comunicacioneshoy.es    Fecha:  05.05.2011

El modelo Smarter Computing ofrece la capacidad de gestionar grandes volúmenes de datos, a través de sistemas optimizados y con la posibilidad de hacerlo desde entornos de cloud computing. Estos tres principios tecnológicos que lo integran responden a las siguientes necesidades:

• Capacidad para gestionar grandes volúmenes de datos procedentes de todo tipo de fuentes y formatos, estructurados y no estructurados para hacer frente a las demandas actuales.
• Disponer de la oferta más amplia de sistemas optimizados, diseñados para responder a las necesidades de gestión de grandes cargas de trabajo
• Todo ello, con la opción además de contar con bajo un modelo de cloud computing o computación “en la nube” que permita ser más eficiente y ahorrar costes.

La amplia oferta de sistemas de IBM (System z, Power, System x o almacenamiento) así como las capacidades de software de la Compañía conforman la base de este nuevo modelo informático. La Compañía seguirá apostando por el desarrollo de nuevas tecnologías que contribuyan a la integración del modelo de Smarter Computing. Así, durante el último mes, IBM ha presentado nuevos servidores x86 -optimizados para cargas de trabajo específicas- y nuevos sistemas POWER7, además de una mejora en el rendimiento del servidor Power 750, utilizado en el sistema de cálculo Watson, que compitió en el concurso Jeopardy! de EE.UU. Estos nuevos sistemas ofrecen mayores prestaciones de virtualización y consolidación, ocupan un menor espacio en el centro de datos y mejoran la relación precio-rendimiento y la eficiencia energética.

Además, los nuevos servidores POWER7, por ejemplo, han sido diseñados para ser capaces de gestionar las aplicaciones más exigentes del mundo, empleadas en asistencia sanitaria, servicios financieros o investigación científica y que requieren el procesamiento de un número muy elevado de datos de forma simultánea.