IBM considera que los bancos deben reinventarse como lo hizo Apple
22/09/2011
IBM considera que en el sector financiero existe una necesidad de nuevas técnicas, políticas de precios, productos y servicios adaptados a las necesidades del cliente, en un contexto de constante cambio e innovación tecnológica. La compañía destaca el auge del 'smartphone' y las redes sociales, como nuevos canales de diálogo donde las entidades financieras deben introducirse

Fuente: www.europapress.es   Fecha:  22.09.2011

'Un nuevo modelo de banca' es el nombre de un estudio elaborado por IBM, presentado este martes en Madrid, que destaca los principales puntos que deben tener en cuenta las entidades financieras para adaptarse a las nuevas tecnologías.

   Teniendo como marco la actual crisis del sector, indica IBM, las entidades parecen dispuestas a acometer iniciativas que les permitan  salir fortalecidas. Según el estudio, el 90 por ciento prevé realizar proyectos de transformación en sus organizaciones para recuperar la rentabilidad que les exigen los accionistas y los mercados.

   El estudio resalta que las entidades financieras con un mayor conocimiento de sus clientes y mercados han logrado obtener beneficios antes de impuestos entre un 10 y un 20 por ciento, superiores a los de la competencia en los últimos tres años.

   El vicepresidente Sector Servicios Financieros de IBM, Alfred Escala, hace referencia al modelo de Apple, explicando que su capitalización bursátil ha llegado a superar a la de los treinta  principales bancos europeos. "Al igual que Apple logró reinventarse con éxito y fue capaz de crear valor para el accionista, las  entidades financieras deben hacer lo mismo", argumenta.

   IBM indica las palancas necesarias para crear este nuevo modelo de banca, entre las que figuran la eficaz gestión del riesgo y el  servicio a un cliente cada vez más conectado.

IMPACTO DEL 'SMARTPHONE' Y LAS REDES SOCIALES

   En este marco se requieren nuevos modelos de diálogo con los clientes, aprovechando las oportunidades que pueden brindar al sector financiero las nuevas tecnologías.

   Escala destaca un evidente impacto del 'smartphone'. "Hoy en día hay más de 5.000 millones de dispositivos inteligentes conectados a Internet, y en diez años esta cifra se  multiplicará por diez", explica Escala. "Tenemos que empezar a pensar en las aplicaciones móviles que cada día demandan más los clientes", añade.

    El directivo también ha destacado la importancia de las redes sociales. "Son un área donde la banca debe comenzar a crear diálogo, reconociendo a las redes sociales como un nuevo medio de  comunicación que nos permitirá mejorar la aproximación con los clientes", comenta Escala.

   "Las redes sociales son un servicio disponible 24 horas los siete días de la semana, algo que los clientes aprecian", indica el director del Centro Internacional de IBM de Soluciones para la Banca, Antonio Plana. Asegura que a la larga va a cambiar la relación del cliente con el banco, a pesar de que el proceso de las entidades financieras por adaptarse a estos canales sociales será más lento en general que en otros sectores.

   Asimismo, IBM argumenta que la información es vital para la gestión de riesgos y generar ventajas competitivas, en un mundo cada vez más digitalizado. Sin embargo, también destaca el hecho de saber gestionar la ingente cantidad de información, principal barrera para que las entidades desarrollen "nuevos modelos de segmentación". Según el estudio, más del 40 por ciento de los bancos padece una sobrecarga de información y una carencia de herramientas de análisis.

   Según el informe, los bancos de los mercados emergentes que inviertan en el conocimiento del cliente podrían incrementar anualmente su negocio en una media de 150 millones de dólares (unos 110 millones de euros) en los próximos años.

   Por su parte, la directora de Banca, Desarrollo de Negocio de IBM, Carmen García, indica las ventajas del 'smarter banking', centrado en ofrecer propuestas "para lograr un análisis avanzado de la información". Para ello destaca el beneficio del conocimiento profundo del cliente que brindaría la banca inteligente.

   "Es importante desarrollar sistemas que nos permitan reaccionar a los nuevos productos", comenta el consejero delegado de Infocaja, José María Fernández de Santaella. No se olvida del 'cloud computing', y resalta la necesidad de la banca de introducir un nuevo modelo de gestión aplicado a la nube.

   Esto va unido a la escasa confianza que en general, según IBM, muestran todavía los clientes hacia sus servicios integrados a la red móvil y a las redes sociales, sectores sobre los que se insiste en la necesidad de invertir.

NUEVOS MODELOS A IMPLANTAR

   IBM ha resaltado la importancia de establecer una política de precios adaptada a las necesidades del cliente y a su relación con la  entidad. Para determinar el precio de manera eficaz, los bancos tienen que apartarse de un modelo de "talla única" y acercarse a modelos más innovadores y personalizados.

   Para lograrlo, las entidades necesitarán disponer de información y herramientas avanzadas de segmentación de clientes, con el fin de establecer una estrategia de precios competitiva.

    A pesar de ello, las nuevas técnicas bancarias de segmentación para hacer un correcto uso de la información es algo "que se está  ralentizando en España", según Antonio Plana. "Aún no sabemos explotar la información y desarrollar herramientas con éxito para conocer la actividad del cliente en Internet".

   Aparte, IBM indica que la banca española debe desarrollar y mejorar la banca privada, "para hacer más neutro el desafío al riesgo por los tipos de interés". Para ello, destaca la importancia de traducir en valor las nuevas tecnologías. Personalizar la banca privada, atendiendo a las posibilidades que brindan productos como los 'tablets' y 'smartphones' hacia los clientes, es algo en lo que se debe trabajar.

   La orientación al cliente ha dejado de ser una opción para pasar a convertirse en una necesidad acuciante. Según el estudio, el  horizonte para los próximos años es de tipos de interés bajos y por tanto márgenes de intermediación cada vez más estrechos (desde 2004, este margen se ha reducido 42 puntos básicos en las entidades españolas).

   Con todo, la banca debe aprovechar "al máximo" las nuevas tecnologías y los nuevos canales de comunicación, eliminando a su vez las barreras internas de acceso a la información de los clientes, según IBM