IBM incorpora dos nuevos socios a su proyecto para cambiar gasolina por electricidad en coches
23/04/2012
La compañía IBM ha anunciado este viernes que las empresas Asahi Kasei y Central Glass se unirán al Proyecto Battery 500 y colaborarán con IBM en la investigación para acelerar el cambio de la gasolina a la electricidad como principal fuente de energía de los coches. Los dos nuevos socios pretenden ampliar el alcance del Proyecto Battery 500 gracias a sus décadas de experiencia en la innovación de materiales para el sector automovilístico.

Fuente: www.expansion.com   Fecha:  23.04.2012

En 2009, IBM Research inició un proyecto de movilidad sostenible para el desarrollo de la tecnología de una batería de litio-aire capaz de alimentar un coche eléctrico de tamaño familiar durante aproximadamente 500 millas (800 km) con una sola carga.

 

 

"Estos nuevos socios comparten nuestra visión de los coches eléctricos como componentes fundamentales en la construcción de un mundo mejor, más limpio, que sea mucho menos dependiente del petróleo", aseguró el Investigador Principal de IBM, el doctor Winfried Wilcke, que lanzó el Proyecto Battery 500.

 

 

"Sus experiencias, conocimientos y compromisos con la innovación en la tecnología de baterías eléctricas de coches nos pueden resultar de gran ayuda para que esta investigación dé el salto del laboratorio a la carretera".

 

 

La mayoría de los vehículos eléctricos solo pueden viajar unos 100 kilómetros antes de que deban recargar sus actuales baterías de ion-litio. Esto supone una importante barrera en su definitiva adopción, a no ser que se desarrolle una nueva tecnología de baterías asequible, ligera, compacta y que tenga la capacidad de poder transportar el coche de una típica familia durante cientos de kilómetros con una sola carga.

 

 

Para que un coche pudiera funcionar con las actuales baterías de ion-litio con la misma capacidad de un tanque de gasolina, los fabricantes de automóviles necesitarían una pesada batería que, además, ocuparía demasiado espacio.

 

 

Las baterías de litio-aire tienen una mayor densidad de energía que las baterías de ion-litio, gracias a la ligereza de sus electrodos y al hecho de que su principal "combustible" es el oxígeno de la atmósfera. Para que el uso del coche eléctrico se pueda extender definitivamente, se necesita una densidad de energía diez veces mayor que la que aportan las baterías de ion-litio. Estos nuevos socios del proyecto pueden ayudar a impulsar la tecnología de litio-aire hacia ese objetivo.

 

 

"El desarrollo de nuevos materiales es de vital importancia para garantizar la viabilidad de la tecnología de baterías de litio-aire", aseguró director ejecutivo de Central Glass, Tatsuya Mori.

 

 

"Estamos muy centrados en abordar los problemas medioambientales y las limitaciones de las diversas tecnologías para construir un futuro más brillante. Esta alianza nos permite explorar nuevos caminos en el desarrollo de la batería recargable que no se pueden abordar con las tecnologías convencionales", aseveró responsable del Centro de Desarrollo de Materiales Avanzados de baterías de Asahi Kasei, Tetsuro Ohta,

 

 

Esta investigación tendrá lugar en el Centro de Investigación de IBM en Almadén, California.