IBM invertirá en Málaga para convertirla en una 'smart city'
30/03/2012
La multinacional tecnológica IBM ha presentado en Madrid sus iniciativas de ciudadanía corporativa de la mano del presidente de la Fundación IBM, Stanley S. Litow, y el presidente de la compañía en España, Portugal, Grecia e Israel, Juan Antonio Zufiria. Entre estas propuestas está el objetivo de mejorar Málaga dentro de su proyecto de ciudades inteligentes.

Fuente:  www.europapress.es   Fecha:  30.03.2012

Este proyecto se encuentra dentro del Smarter Cities Challenge, una iniciativa que pretende fomentar y mejorar los sistemas y procesos urbanos de 100 ciudades en el mundo. Se materializa a través de la aportación de servicios y tecnologías de IBM, cuyo valor equivale a 50 millones de dólares --37,5 millones de euros--.

La cantidad estimada que se asigna a cada ciudad es de hasta 400.000 dólares o 300.000 euros. Recientemente, la Fundación IBM anunció las 22 ciudades elegidas de 2012, entre las que se encontraba Málaga.

"No le vamos a dar un cheque a Málaga, le daremos nuestra innovación, tecnología, trabajadores y nuestra creatividad", ha precisado Litow, en un acto que ha contado con la presencia del alcalde de Málaga, Francisco de la Torre. Tal y como ha explicado Zufiria, el objetivo es "mejorar la competitividad de Málaga hacia el futuro".

Todavía no se ha seleccionado un proyecto. Para desarrollarlo, Litow ha indicado que van a mandar a una serie de profesionales durante una temporada, los cuales hablarán con partidos políticos, empresarios o universidades para ver "dónde están ahora y dónde quieren estar en el futuro".

Se hace de esta manera porque, según el presidente de la fundación, a veces la ciudad no tiene una hoja de ruta para conseguir el objetivo. Hay veces que se puede tener hasta el dinero para desarrollarlo, pero no hay la capacidad técnica.

Entre las ciudades seleccionadas el año pasado, se encontraba San Luis, que era donde más crimen se cometía en Estados Unidos. Los servicios de IBM se quisieron utilizar para ayudar a la policía a hacer una ciudad más segura, y en un año pasó del primer puesto al séptimo.

Con este programa también se enseñó a establecer planes de marketing en Vietnam; en Ghana, a cómo pedir microcréditos, y en Yakarta, a mejorar el transporte público.

UN PROGRAMA DE RSC CON AYUDA DE LA TECNOLOGÍA

La mayoría de las iniciativas de ciudadanía corporativa presentadas por IBM se desarrollan gracias a la unión de creatividad y tecnología, con el compromiso de un cumplir con su visión: "Planeta más inteligente".

Corporate Service Corps ayuda a contribuir al desarrollo económico de los países emergentes. Los profesionales aportan su conocimiento y experiencias, al tiempo que conocen la idiosincrasia y funcionamiento de los mercados.

En los programas educativos se puede destacar Stem, que pretende introducir a los adolescentes en la tecnología. El programa de pupitres electrónicos KidSmart, para educación infantil, ha donado más de 60.000 equipos a nivel mundial, 900 de ellos en España.

Dentro de este tipo de programas también se encuentra Reading Companion, una idea muy original que ayuda a niños y adultos a aprender inglés y mejorar su pronunciación a través de una tecnología de reconocimiento de voz desarrollada por IBM.

UN SUPERORDENADOR CON BUENAS INTENCIONES

World Community Grid se trata de un proyecto mundial, anunciado en 2004, que consiste en aprovechar la capacidad no utilizada de los ordenadores de particulares y empresas, para crear una red mundial de ordenadores, la cual se dedicará a investigar sobre enfermedades, desastres naturales y problemas medioambientales.

Litow ha afirmado que éste sería "el cuarto superordenador más grande del mundo, y lo mejor de todo es que se puede ayudar desde casa". El objetivo es crear una solución a los problemas de investigación actuales y completamente gratis.

En la actualidad, se están llevando proyectos sobre nuevos tratamientos contra el sida y el cáncer o sobre nuevas energías. En España hay 6.087 miembros de esta red.

Además de todos estos proyectos, a través de 'On demand community', IBM promueve el voluntariado entre los empleados de la compañía. De hecho, cuando un trabajador participa en este proyecto y llega a las 48 horas de colaboración, la empresa dona 1.000 euros en su nombre.

Con motivo del centenario de la compañía el año pasado, cedieron ocho horas de la jornada laboral de cada trabajador para que llevara a cabo una acción filantrópica.