IBM investigará sistemas capaces de procesar un exabyte diario
03/04/2012

Fuente: www.neoteo.com   Fecha: 03.04.2012

En lo que es una comparación no tan exacta, un exabyte es el doble de la cantidad de datos que se mueven por la Web cada día. Pensar que una plataforma pueda leer, procesar y sobre todas las cosas almacenar un exabyte de datos por día puede sonar a locura teniendo en cuenta la tecnología actual, pero IBM ya está trabajando en ello. Junto con el Instituto ASTRON de Radioastronomía, IBM buscará crear una serie de sistemas que podrán procesar y almacenar el escalofriante volumen de datos proveniente del radiotelescopio SKA, que entrará en operación hacia el año 2024. Y por supuesto, el objetivo es mucho más complejo de lo que parece. 

Imagina tres mil antenas, cada una de ellas con un diámetro de quince metros. Imagina un esfuerzo multinacional que involcura a más de setenta institutos, y demanda una inversión de 1,500 millones de euros. Imagina a todo el conjunto como un radiotelescopio tan poderoso, que supera en dos órdenes de magnitud la sensibilidad de cualquier otro sistema similar. Y ahora, imagina tener que procesar el exabyte de datos diario que ese radiotelescopio generará cuando se encuentre en operación. Definitivamente, una tarea titánica que está al alcance de unos pocos, o tal vez de uno solo: IBM. El gigante azul ha logrado cosas espectaculares en los últimos años, pero ahora, se enfrenta a un desafío mayor con la creación de una serie de sistemas con la capacidad de procesar y almacenar un exabyte por día, más datos de los que fluyen por la Web en el mismo intervalo de tiempo.

Todo comienza con un acuerdo entre IBM y el Instituto de Radioastronomía ASTRON (la colaboración lleva el nombre de DOME), que tendrá una duración de cinco años y un costo inicial estimado en 32.9 millones de euros. El plan es investigar sistemas de muy alta velocidad, pero a la vez con un bajo consumo de energía, destinado a procesar todo lo reunido diariamente por el masivo radiotelescopio SKA, el más grande en su clase una vez que sea finalizado. El drástico aumento en el volumen de información disponible será de una utilidad espectacular para los científicos que buscan conocer con mayor precisión los orígenes del Universo, pero si almacenar un exabyte diario ya representa un esfuerzo gigantesco, agregar la clasificación y la transferencia de esos datos a la ecuación no hace las cosas más sencillas.

Básicamente, IBM deberá reinventar el concepto de ordenadores de alta capacidad. Los niveles de consumo de energía deben ser mucho más bajos de lo normal, o de lo contrario no se podrá enfrentar los altos costos de funcionamiento de estos sistemas. Tecnología nanofotónica e interconexiones ópticas estarán a la orden del día para enfrentar a la enorme demanda de transferencia de datos, y al mismo tiempo deberán coexistir tecnologías avanzadas con otras bien conocidas, como por ejemplo las memorias de cambio de fase y una nueva generación de respaldos en cinta (como leyeron). Estamos a doce años de la culminación del radiotelescopio, por lo que queda una buena cantidad de tiempo por delante, pero si existe algo o alguien capaz de llevar adelante este proyecto, es IBM.