IBM invirtió u$s10 millones para ampliar su Campus Tecnológico
15/03/2012
El edificio ubicado en Martínez tendrá desde ahora un nuevo data center y una planta de servicios primarios para hacer un uso más eficiente de la energía

Fuente:  www.infobae.com   Fecha:  15.03.2012

El Campus Tecnológico de IBM en la Argentina cumplió 10 años con una importante ampliación de su capacidad de procesamiento y servicios.

En 10 años, la empresa lleva invertidos más de u$s330 millones en el área de servicios, que incluyen las ampliaciones del Campus Tecnológico de Martínez y la apertura de los Centros de Exportación de Servicios: tres nuevos edificios en Olivos y uno en Vicente López.

Jorge Goulu, presidente y gerente general de IBM Argentina, expresó: “Nuestro Campus Tecnológico es el centro de servicios de IT más moderno de Latinoamérica, posicionando a nuestro país y sus profesionales en lo más alto de la escena mundial en materia de servicios de valor agregado”.

El Campus Tecnológico cuenta con una infraestructura completamente redundante y con el nivel de confiabilidad más alto del mercado Internacional, el “Reliability 3+”. Esta redundancia hace referencia a estándares en suministro de electricidad, aire acondicionado, cableado, protección contra incendios y sistema de seguridad, que garantiza un trabajo ininterrumpido.

El Campus Tecnológico se ubica en un predio de 6 hectáreas y su infraestructura ocupa el mismo espacio que 7 canchas de fútbol profesional. En 10 años se triplicaron los kilómetros de fibra óptica tendidos en el predio, que llegan hoy a 175.

Asimismo, es posible almacenar 13.5 Petabytes de información que representan aproximadamente la capacidad de tres millones de DVD. Actualmente se monitorean más de 5.000 servidores, quintuplicando el número inicial de 1.100, y se duplicó la cantidad de llamadas de clientes que son atendidas en mesa de ayuda.

Eficiencia energética
A través de la Planta de Servicios Primarios, IBM logró hacer un uso más inteligente de la energía, se detectaron las áreas de mejora y se realizaron optimizaciones para emplearla de manera más eficiente.

La inversión realizada en esta área permite que, en caso de alguna situación de contingencia como un corte de luz abrupto, sea posible continuar operando aproximadamente 60 horas sin interrupción, garantizando los servicios sin inconvenientes.