inicio
Regístrate al boletín      Mapa del sitio Twitter Facebook Linkedin RSS
07/03/2017
Las capacidades de la máquina superan las de la inteligencia artificial y se aplicarán en química y medicina La compañía espera tener la primera máquina basada en tecnología cuántica este año

La carrera por lograr el primer ordenador cuántico va quemando etapas. La compañía IBM ha anunciado este lunes su intención de poner a disposición de empresas e instituciones máquinas “universales” basadas en los principios de la mecánica cuántica, que se rige por procesos con una lógica más avanzada que la informática tradicional y que permiten resolver problemas mucho más complejos que los que soluciona ahora la inteligencia artificial.



Las máquinas cuánticas funcionan a partir de los principios de la mecánica cuántica, y no utilizan como unidad de medida el clásico bit como los ordenadores convencionales (la dualidad binaria de cero y uno), sino una unidad en la que se pueden superponer a la vez ambos estados (el qubit), explica Josep Maria Martorell, director asociado del Barcelona Supercomputing Center (BSC). “A igualdad de número de bits, el cálculo de un ordenador cuántico sería muchísimo más rápido que en la informática tradicional. Estamos ante uno de los cambios más interesantes de la industria informática”, señala.



TECNOLOGÍA INCIPIENTE



El estado de la nueva tecnología es aún tan incipiente que solo existen prototipos y las máquinas previstas están pensadas casi con la forma de los armarios que llevaron el hombre a la Luna, y que también construyó IBM. “Una máquina cuántica no es algo ni remotamente parecido a los ordenadores personales de ahora. Necesitamos refrigeradores para que los átomos trabajen muy por debajo de un kelvin (menos 273 grados centígrados), sistemas de bombeo, gases y controles, así que el conjunto podría ocupar la extensión de un apartamento pequeño, además de gente que calibre el sistema y cierto mantenimiento periódico”, señala desde Nueva York Antonio Córcoles-González, investigador del proyecto cuántico de IBM.



Esto hace que IBM haya concebido el programa como los actuales superordenadores, a los que acudirán las empresas e instituciones para contratar horas de programación que resuelva sus retos y que también ocupan plantas de edificios. Las primeras propuestas han venido de la industria química, con el desarrollo de nuevos materiales y nuevos fármacos, pero desde la multinacional contemplan también el análisis de sistemas financieros complejos, logística y cadenas de suministro o incluso de protocolos de encriptación.



RUTA COMERCIAL



“La intención de IBM es establecer una ruta comercial para la tecnología cuántica universal poniendo a disposición de los investigadores una interfaz de programación (API) que permita hacer simulaciones como si fuera un entorno tradicional de programador y equipo”, declara Córcoles-González.



Hasta ahora, la compañía, que compite con un sistema que desarrolla la empresa canadiense D-Wave, ha distribuido unos 40.000 kits (un chip más el 'software') entre programadores que permite realizar simulaciones de hasta cinco qubits y que ya ha generado ya unos 15 artículos en revistas especializadas, según Córcoles. Sin embargo, su intención es a lo largo de este año distribuir kits más complejos y que en sus sistemas remotos se alcancen cálculos de 20 qubits. “En los próximos años”, la multinacional habla de máquinas a 50 qubits.



Fuente: http://www.elperiodico.com





2017
Todos los derechos reservados

© Gestor de contenidos HagaClic