IBM presenta el nuevo servidor corporativo System z10
03/03/2008
El System z10 contribuye a la creación de una nueva generación de centros de datos en las empresas, basados en la eficiencia y la adaptación a un entorno en constante cambio

Madrid - 27 feb 2008: IBM ha presentado el nuevo servidor corporativo System z10, que permite aumentar la eficiencia en los centros de datos mediante una significativa mejora del rendimiento y una reducción del consumo energético, los costes de refrigeración y el espacio que ocupan. El System z10 permite evolucionar hacia una nueva generación de centros de datos, en los que se plantea la gestión de la tecnología como un servicio, lo que permite que varias unidades de negocio de una misma empresa compartan, controlen y automaticen la gestión de sus recursos tecnológicos.

Además del lanzamiento del System z10, IBM ha anunciado que ha invertido más de 200 millones de euros (300 millones de dólares) en arquitectos, formación técnica y diseño de centros de referencia para ayudar a los clientes a evolucionar hacia los nuevos centros de datos empresariales. Los clientes cualificados pueden acceder a servicios gratuitos de formación y asesoramiento para implementar una infraestructura tecnológica más dinámica y eficiente.

El nuevo System z10 ofrece niveles de seguridad sin precedentes y automatiza la gestión y el control de los recursos de Tecnologías de la Información (TI) para responder a unas necesidades de negocio en constante cambio. Este nuevo servidor corporativo, con 64 procesadores IBM de última generación con tecnología Quad-Core, tiene un rendimiento mayor que los servidores x86 virtualizados y puede dar servicio desde cientos a millones de usuarios.

El nuevo System z10 es un 50% más rápido que su predecesor, el System z9, y tiene un 100% más de mejora del rendimiento y un 70% más de capacidad, según estudios de IBM. Por otra parte, un solo servidor System z10 equivale a unos 1.500 servidores x86, con una ocupación de espacio un 85% menor y hasta un 85% de reducción del coste de energía. El nuevo servidor corporativo puede consolidar licencias de software x86 en una proporción de 30 a 1.

Diseñado para gestionar las TI como servicio

A la hora de alinear la infraestructura tecnológica de una empresa con sus necesidades de negocio, los responsables técnicos se están dando cuenta de que deben pasar de un modelo de virtualización básica, donde diferentes tareas informáticas se ejecutan en particiones distintas de un ordenador, a un entorno en el que toda la infraestructura de TI, incluidas las aplicaciones comerciales, la seguridad, el almacenamiento, la capacidad de procesamiento, etc., se aprovisionen según las distintas demandas. El resultado final es aquel en el que las empresas pueden gestionar sus tecnologías de la información como un servicio.

Entre las principales novedades que incorpora el nuevo servidor corporativo System z10 destacan las siguientes:

· Gestión de autorizaciones para autentificar y autorizar el acceso a determinados servicios del negocio y a los recursos tecnológicos asociados. Permiten establecer varios niveles de control de seguridad y protección para posibilitar a los usuarios autorizados el acceso a la información alojada en el System z10. Por ejemplo, un empleado que tenga autorización de nivel básico para buscar registros de empleados para un informe corporativo sobre trabajos de voluntariado, no podría acceder a los datos sobre salarios, promociones y demás información de Recursos Humanos.

· Gestión de uso para conseguir la máxima utilización del sistema. El System z10 está diseñado para funcionar hasta con un 100% de utilización, dependiendo de las distintas demandas que le soliciten los usuarios. El servidor corporativo y el sistema operativo integrado z/OS deciden qué solicitudes son de misión crítica y urgentes y asignan la utilización en función de esas necesidades. Por ejemplo, los clientes que acuden a un banco tienen necesidades de distintos tipos; unos necesitan dinero, lo que requiere una respuesta instantánea, mientras que otros solicitan una hipoteca, un proceso más largo.

· Capacidad "just-in-time" para ofrecer potencia y capacidad de procesamiento adicional en determinados momentos y ayudar a las empresas a gestionar mejor los riesgos (p. ej. más potencia de cálculo durante las horas punta de rebajas). Esta característica se basa en las necesidades de las transacciones y en cómo las ha priorizado el cliente. De esta forma, por primera vez, el z10 de 64 procesadores automatizará el suministro de potencia de cálculo cuando sea necesario, para afrontar los cambios en las condiciones del mercado. Por ejemplo, los servicios financieros y las empresas minoristas pueden programar y aprovisionar automáticamente niveles de potencia de cálculo preestablecidos para gestionar los picos de demanda. Además, el System z10 también puede aprovisionar automáticamente potencia de calculo cuando surge una demanda no prevista.

· Seguridad de virtualización. El System z es el único servidor que ha conseguido el más alto nivel de certificación para seguridad y particiones que otorga Estados Unidos, lo que significa que la seguridad física de la partición virtual en un System z10 tiene el nivel más alto que existe. Eso permite a los clientes asignar recursos bajo demanda, sin temor a riesgos de seguridad de la información que circula por los sistemas operativos, mejorando el rendimiento y permitiendo una disponibilidad total.

El System z10 también admite un amplio espectro de cargas de trabajo y sistemas operativos. Además de Linux, XML, Java, Websphere y trabajos relacionados con la arquitectura orientada a servicios (SOA), IBM trabaja con Sun Microsystems y Sine Nominee Associates para realizar en el System z un piloto con el sistema operativo Open Solaris que demostrará las características de apertura y flexibilidad del servidor corporativo.