Indra cierra un acuerdo para el desarrollo del Eurofighter por 90 millones de euros
20/01/2015
Indra, como miembro del consorcio Euroradar, ha cerrado un acuerdo que le asegura una participación en los trabajos de desarrollo del nuevo sistema radar Captor-E del avión Eurofighter por 90 millones de euros.

 Fuente;  https://es.finance.yahoo.com


El pasado mes de noviembre, los secretarios de Estado de Defensa de los cuatro países miembros del consorcio Eurofighter (Reino Unido, Alemania, Italia y España), representados por la Agencia NETMA, firmaron con representantes de la Industria europea un acuerdo para el desarrollo e integración del sistema radar tecnológicamente más avanzado del mundo.

La tecnología que introduce el nuevo sistema, una antena de apuntamiento electrónico (AESA), unido a la capacidad de movimiento de la antena del radar, dotarán al Eurofighter Typhoon de una visión mucho más amplia que las otras aeronaves con las que compite en el mercado. Asimismo, el nuevo radar cuenta con un gran potencial de desarrollo que dará cabida a un amplio rango de capacidades y funcionalidades adicionales, como la de hacer varias operaciones de manera simultánea. De este modo, el avión europeo dará un salto cualitativo en sus capacidades operativas.

El elevado retorno industrial de este acuerdo supondrá para Indra, la dedicación de un equipo de trabajo de más de 100 ingenieros a tareas de innovación y desarrollo durante los próximos años. Asimismo, le permitirá mantenerse en el estado del arte en este tipo de tecnologías.

Adicionalmente, este acuerdo posiciona a Indra en una inmejorable posición de cara a participar en la producción de este sistema en el futuro, no sólo para aeronaves de los países miembros del consorcio Eurofighter, sino también para terceros países a los que se pueda exportar la plataforma. En este sentido, la introducción de esta nueva tecnología mejora notablemente sus posibilidades de exportación, dado que la tecnología que incorpora el Captor-E es un elemento clave en el entorno actual.
.. .

 


.


.
.