Indra, consejo equilibrado y aplicado en buen gobierno
24/07/2012
Cumple las 58 recomendaciones del Código Unificado de Gobierno Corporativo.

Fuente: www.cincodias.com

Indra es una compañía muy respetuosa con las normas de buen gobierno. En el ejercicio 2011 la empresa tecnológica cumplió las 58 recomendaciones que integran el Código Unificado de Gobierno Corporativo. Solo dos empresas más de las 35 que conforman el Ibex, Gamesa y OHL, según el informe de buen gobierno elaborado por la CNMV, puede acreditar semejante grado de cumplimiento.

La empresa cuenta con un núcleo estable de accionistas: Bankia tiene el 20% del capital; Corporación Financiera Alba, el 11,3%; Fidelity, el 10%; la familia Del Pino, un 5%, y Liberbank, otro 5%. A pesar de ello, el consejo de la empresa, formado por 15 miembros, presenta un cuidado equilibrio entre las distintas categorías de consejeros: tres ejecutivos, cinco dominicales y siete independientes.

El órgano de control de Indra se reunió a lo largo del año pasado en 12 ocasiones, una más que en 2010. Por su parte, la comisión ejecutiva fue convocada 11 veces, 9 la de auditoría y también 9 la comisión de nombramientos y retribuciones. La presencia de independientes en estas dos últimas es mayoritaria (60% del total de miembros) y supone el 44% en la comisión ejecutiva.

El timón de Indra está en manos de gente de la casa. Javier Monzón ocupa la presidencia desde hace más de dos décadas. Por su parte, Regino Moranchel fue ascendido a finales de 2010 a la vicepresidencia ejecutiva y su cargo de consejero delegado fue ocupado por Javier de Andrés, otro directivo que ha desarrollado buena parte de su carrera en Indra.

En la tipología de consejeros dominicales, aquellos que representan a los accionistas significativos, Bankia cuenta con dos miembros (Manuel Lagares y Carlos Stilianopoulos, director de banca mayorista de BFA, que sustituye a Estanislao Rodríguez Ponga), el representante de Liberbank es Felipe Fernández, el de Corporación Financiera Alba es Juan March y el de Lolland (sociedad de inversión de la familia Del Pino) es Eusebio Vidal Ribas.

La mayor parte de los consejeros independientes de la compañía tienen experiencia en el sector de la tecnología. Un ejemplo es Luis Lada, que ha sido presidente de Telefónica Móviles y de Telefónica de España. También reúnen experiencia en este sector Ignacio de Santillana, que ha desarrollado gran parte de su carrera profesional en el grupo Prisa, editora de CincoDías, y previamente en Telefónica; o Isabel Aguilera, que ha trabajado en compañías como HP, Vodafone, Dell Computer -donde ocupó el cargo de directora general para España y Portugal-, NH Hoteles -donde fue directora general de operaciones- o Google, que le confió el cargo de directora general para España y Portugal.

Aguilera es una de las tres mujeres del consejo junto a Mónica de Oriol, presidenta de Seguriber y del Círculo de Empresarios, y Rosa Sugrañes, socia fundadora de Iberia Tiles, también independientes. Completan esta categoría de consejeros Alberto Terol, international senior advisor en BNP Paribas y consejero de OHL, y Daniel García-Pita, presidente de Inversis Banco y consejero además de Aegon, OHL y Cibeles Corporación.

Este último, que es vicepresidente del consejo de administración, acaba de renovar su mandato por otros tres años más en la última junta de accionistas.

En el año 2011, la retribución agregada del consejo de administración de Indra experimentó un aumento del 23,5%, pasando de 7,85 millones de euros a 9,62 millones. De esta cantidad la mayor parte (el 80%) corresponde a la retribución de los tres consejeros ejecutivos.

Por su parte, el salario conjunto de los siete miembros de la alta dirección fue de 7,49 millones, un 25% más. Entre consejeros ejecutivos y miembros de la alta dirección hay nueve personas con contratos blindados. El sueldo más alto de Indra lo tiene su presidente. Monzón cobró el pasado año un millón de euros de salario fijo, 900.000 euros de variable y 41.000 euros en concepto de retribución en especie. Además, dentro del programa de retribución a medio plazo, la compañía ha provisionado con cargo al ejercicio 2011 para el presidente una gratificación de otro millón de euros. Asimismo, se le entregaron 51.315 acciones de Indra.

En la junta de accionistas celebrada en 2011, Monzón renovó por otros tres años más su cargo de consejero con el apoyo del 78% del capital presente o representado. El presidente de Indra tiene 296.208 acciones de la compañía (datos de junio de 2011), representativas del 0,18% del capital social.

Además de liderar Indra, también es presidente del comité ejecutivo de la Fundación Conocimiento y Desarrollo (CyD), institución que preside Ana Patricia Botín, consejera delegada de Santander UK, con la misión de analizar y promover la contribución de las universidades españolas al desarrollo económico y social del país.