Indra entra en el mercado de tráfico y peaje de EEUU con dos contratos para la autopista de Indiana
31/01/2007
Los proyectos, por un importe total de 18 millones de dólares, comprenden la implantación de todo el sistema de peaje y los dos centros de control de la autopista.

Indra se posiciona de forma importante en el mercado estadounidense de peaje, con un potencial de desarrollo importante en un futuro cercano, con grandes inversiones previstas en distintos Estados, como Texas y Florida.

29 Enero 2007

Indra se ha adjudicado las dos fases del proyecto de implantación del sistema de peaje de la autopista estadounidense Indiana Toll Road que, con una longitud de 156 millas, conecta el Estado de Illinois con el de Ohio, así como con el resto de la red de autopistas de Indiana. Los contratos han sido adjudicados por ITR Concesion Company, una joint venture formada al 50% por la empresa australiana Macquarie Infraestructure y la española Cintra.

El proyecto para la Indiana Toll Road supone la entrada de Indra en el mercado de tráfico y peaje estadounidense, que presenta un importante potencial de desarrollo futuro, con grandes inversiones previstas en distintos Estados, como Texas y Florida. Además, la adjudicación de la segunda fase convierte a Indra en el único suministrador de todo el sistema de peaje de esta autopista y tiene un gran valor estratégico por ser la confirmación de la presencia de Indra en los Estados Unidos.

La primera fase del proyecto comprende la renovación del sistema de peaje abierto de las primeras 23 millas de la autopista, con 52 vías de peaje, una plaza principal y cinco plazas laterales. Por su parte, la segunda fase consiste en la implantación del sistema de peaje cerrado en las restantes 123 millas de la autopista, con un total de 91 vías de peaje y 14 plazas. El sistema de peaje estará gestionado a través de dos centros de control que integrarán la información de explotación y mantenimiento de los sistemas.

El sistema que Indra va a implantar en la autopista Indiana Toll Road contará con vías de peaje manual y automático para pago con efectivo y tarjetas, así como con vías de peaje electrónico, que permitirán el pago automático a través de etiquetas electrónicas instaladas en los vehículos.

El proyecto prevé el suministro de máquinas automáticas, equipos de plaza, terminales de recaudación, sistemas de comunicación, de video, de señalización de vías y de clasificación de vehículos, así como el mantenimiento inicial de todos los sistemas.

Estos contratos para la Indiana Toll Road se suman al que Indra consiguió el pasado año para la renovación de los sistemas de venta de billetes del Metro de San Luis, consolidando la presencia de la compañía en el área de transporte de Estados Unidos.