Indra implantará el sistema integrado de vigilancia de la frontera marítima de Letonia
11/11/2007
Esta primera referencia en vigilancia de fronteras en Europa del Este, posiciona a Indra en una zona con un importante potencial de crecimiento y licitaciones similares previstas en países como Lituania, Rumanía y Bulgaria

La compañía consigue su primer contrato en Letonia y consolida su sistema de vigilancia marítima, que ya controla más de 600 Km de la costa española y ha sido contratado recientemente en Hong-Kong

7 Noviembre 2007

Indra ha conseguido su primer contrato en Letonia tras adjudicarse, en competencia con las principales compañías del sector, la implantación y puesta en marcha de un sistema integrado de vigilancia con el que se dotarán las Fuerzas Navales letonas para proteger las aguas territoriales y costas del país frente a todo tipo de amenazas. El contrato, por importe 18,2 millones de euros, tiene un plazo de ejecución de 22 meses.

Este contrato tiene una gran importancia estratégica, ya que supone la segunda exportación de un sistema de vigilancia marítima basado en la referencia española del SIVE, tras la reciente adjudicación del sistema para Hong Kong. Además, constituye la primera referencia en Europa del Este, que en la actualidad es una de las zonas con más proyectos en el mercado de vigilancia de fronteras en el mundo, con licitaciones similares previstas para los próximos meses en Lituania, Rumania, Bulgaria y Turquía, entre otros países.

El proyecto consiste en dotar toda la costa marítima letona, de más de 500 kilómetros, con estaciones fijas remotas equipadas con un sistema radar de vigilancia marítima y una plataforma optrónica con sensor infrarrojo y cámara de visión diurna.

Las estaciones están conectadas a un centro de mando y control situado en la ciudad de Liepaja. Dicho centro tiene como objeto integrar todos los datos recopilados por las estaciones sensoras para crear un escenario común y unificado de la costa letona que alerte a los operadores del sistema de posibles amenazas (tráfico de drogas, inmigración ilegal, contrabando de bienes, etc.) con suficiente antelación para una respuesta efectiva. Además, el centro de mando y control tiene la posibilidad de transmitir y recibir datos de las patrulleras de las Fuerzas Navales letonas.

El contrato incluye como opciones sistemas adicionales de vigilancia marítima, así como una extensión del período de garantía del proyecto.