Indra industrializa la producción de software
22/02/2011
Indra ha impulsado el plan I+D Origin, destinado a integrar las factorías de software que tiene en todo el mundo. El objetivo es que funcionen como un único centro virtual. El programa, desarrollado junto al CDTI, contempla una inversión de 7,3 millones.

Fuente:  http://www.cincodias.com  Fecha: 22.02.2011

La dirección de Indra se ha marcado el objetivo de industrializar todo el proceso de desarrollo de software. La compañía ha puesto en marcha un proyecto, denominado I+D Origin (acrónimo de Organizaciones Inteligentes Globales Innovadoras), destinado a mejorar la coordinación de las numerosas factorías de software que tiene por el mundo.

Gabriel Sánchez Belmonte, director del proyecto, explica a CincoDías que el plan contempla el desarrollo de una metodología y una sistematización que facilite la integración de los trabajos que se hacen en estos centros. "El objetivo es que la mejora repercuta en el cliente", dice el directivo, quien recuerda que Indra tiene clientes en más de 100 países. El directivo afirma que su empresa quiere que todas las factorías de software funcionen "como un único centro virtual".

Para Sánchez Belmonte, los proyectos de desarrollo global de aplicaciones en el que programadores, usuarios y clientes están en lugares diferentes permiten reducir costes. Ahora bien, advierte que la distancia física genera dificultades en la comunicación, menor confianza y sentimiento de trabajo en equipo, problemas de coordinación por la diferencia horaria así como problemas en la gestión del conocimiento porque la información procede de muchos problemas y lugares distintos. A su vez, apunta que I+D Origin contribuirá a mejorar la productividad y la calidad de las actividades.

Además, precisa que el proyecto prevé la creación de metodologías y herramientas "para asegurar la calidad en las ingeniería, en la planificación de proyectos, en el diseño de arquitecturas, en el desarrollo de productos y en los modelos de procesos de negocio.

La intención de Indra pasa por implantar estos desarrollos en sus factorías, si bien la empresa no descarta comercializar posteriormente este modelo.

Colaboradores

Asimismo, el ejecutivo indica que el proyecto se está haciendo en colaboración con el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) y cuenta también con la participación de otras empresas españolas como Sicaman Nuevas Tecnologías, Alhambra Eidos, SIGTel y Treelogic.

También participan las universidades de Oviedo y Castilla-La Mancha. De igual forma, Sánchez Belmonte señala que I+D Origin tiene un presupuesto de 7,3 millones de euros con un periodo de ejecución de tres años.

Alcance internacional del programa
La presencia de Indra en los mercados internacionales no ha dejado de crecer a lo largo de los últimos tiempos.

En la actualidad, la red de Software Labs de la compañía que preside Javier Monzón cuenta con 20 centros especializados, repartidos entre España, Europa del Este (Eslovaquia y Moldavia), Latinoamérica (México, Argentina, Colombia, Brasil y Panamá), el sudeste asiático (Filipinas) y Oceanía (Australia).

En su conjunto, las factorías de Software Labs suman más de 4.000 empleados, según explica Gabriel Sánchez Belmonte, director del citado proyecto I+D Origin.

La empresa española, que ha invertido en torno a 500 millones de euros en I+D en los últimos tres ejercicios, señala que sus Software Labs son un polo para la creación y el desarrollo de proyectos de tecnologías punteras, que funcionan "como una fábrica virtual las 24 horas al día, los 365 días del año".