Indra ofrece un potencial alcista del 54%
06/06/2012
Los bolsistas opinan que las acciones de Indra, cuyo valor en libros es de unos 6,30 euros, tienen un potencial alcista del 54%, ya que cerraron ayer en 7,14 euros, con un castigo acumulado desde diciembre del orden del 27% y estiman su precio objetivo en torno a 11 euros. Las expectativas del valor, pese a su exposición al mercado español, han mejorado, tras las publicaciones, tanto de sus resultados de 2011, que cumplieron las previsiones, como los del primer trimestre del año en curso, en los que batió la previsión de ventas.

En la presentación de estos últimos, sus gestores elevaron su previsión de ingresos para el ejercicio, desde una banda de crecimiento del 6,5%/7,5% hasta otra del 8,5/9%. En cualquier caso, se trata de uno de los valores que cuenta con mayor número de apuestas a la baja, ya que el grupo BFA-Bankia posee un paquete del 20% de Indra, que se dispone a enajenar próximamente.

Lo que explica, hasta cierto punto, que el valor acumule posiciones cortas por un montante equivalente a algo más del 10% de su capital social. No obstante, no habría que esperar que sus responsables vendan directamente en el mercado estos títulos, lo que hace concebir que el castigo que acumulan sus acciones es excesivo.

En cualquier caso, los inversores más críticos con este valor argumentan que, además de la salida de Bankia de su accionariado, se espera que Liberbank también enajene el paquete de algo más del 5% que heredó de Caja Cantabria.

Además, también recuerdan la elevada exposición de sus resultados a España, que pese a reducirse en los últimos tiempos, era del 57% al término de 2011. Aunque no reflejan que en 2012 esta exposición se reducirá con fuera.

Otro factor que también hace esperar nuevas caídas en sus resultados es la dependencia de sus negocios de contratos con el Estado, en el escenario actual de fuertes recortes. Así, el sector público se estima que en 2012 represente entre el 34% y el 32% de los ingresos de Indra.

Los expertos opinan que el valor mantendrá su cartera de pedidos al cierre del ejercicio por encima de una vez las ventas del último año. Por su parte, el endeudamiento del grupo aumentó en el pasado ejercicio en un 87%, si bien se trata de un incremento que carece de importancia, ya que fue debido a las adquisiciones de la empresa italiana Galiteo y de la brasileña Politec.

Pese a este incremento, su ratio deuda neta/Ebitda se situó al término de 2011 en un nivel muy cómodo:1,6 veces. Además, los ingresos que aportarán ambas compañías en 2012 se estiman en torno a unos 240 millones de euros, lo que supondrá casi un 9% de las ventas totales, frente al porcentaje de poca más del 2,4% que aportaron en 2011.

Además, con estas empresas se refuerza en este ejercicio el peso del mercado internacional, que se estima alcance algo más del 49% de las ventas, frente al 43% del año anterior. Y los más positivo, que apuntan los expertos, es que las ventas internacionales crecerán por encima del 15% este año y paliarán el escenario doméstico, que podría registrar caídas de ingresos cercanas al 5%. Los expertos consideran que en el escenario actual, Indra, con una rentabilidad por dividendo del orden del 9,5%,-superior a la de sus comparables-, es un valor a estudiar, con miras a largo plazo.