Indra prevé mantener este año un aumento del 2% de las ventas
25/01/2011
Indra se ha marcado como objetivo para este año mantener el ritmo de crecimiento del 2% de sus ventas. La compañía registró un beneficio de 189 millones de euros en 2010, frente a los 195,6 millones del ejercicio anterior.

Fuente:  http://www.cincodias.com  Fecha: 25.01.2011

La compañía de tecnologías de la información vislumbra un horizonte para este año con "dificultades y complejidad" similares a 2010, aunque espera que repunten los primeros "signos de recuperación a lo largo del ejercicio". En este entorno, se ha propuesto como objetivos para 2011 mantener el ritmo de crecimiento de sus ventas en el 2%; registrar "una contratación algo superior a la del ejercicio precedente y apreciablemente mayor que las ventas", con lo que reforzará así su cartera de pedidos; y cerrar el año con un margen de beneficio neto de explotación (Ebit) de al menos el 10,5%.

A falta de los datos definitivos, la compañía que preside Javier Monzón alcanzó un volumen de ventas de 2.557 millones de euros, lo que supone un incremento del 2% respecto a 2009, según una nota remitida a la CNMV. Las ventas internacionales subieron un 10%, hasta representar un 40% del total. En el mercado nacional, las ventas de redujeron un 3%.

Cartera de pedidos

Indra registró un alza del 7% de su cartera de pedidos, hasta los 2.880 millones de euros, con lo que superó en 2010 con creces las metas iniciales de crecimiento del 5%. La contratación internacional supone el 44% del total, tras subir en el pasado ejercicio un 22%, mientras que en el mercado nacional ha bajado un 3%.

El margen Ebit recurrente (antes de gastos extraordinarios) se ha situado en un 11,2%, frente al objetivo del 11,4%.

La compañía ha cerrado 2010 con un beneficio atribuible de 189 millones de euros, frente a los 195,6 millones del ejercicio precedente.

Indra reconoce en la nota enviada a la CNMV que el cumplimiento de estas previsiones se ha producido "en unas condiciones de mercado de especial dificultad, con fuerte presión en precios y contención por parte de los clientes de proyectos de inversión y, en particular, de desarrollo de soluciones, mostrando una mayor preferencia por la externalización de servicios y procesos".

Para capear este temporal, la compañía puso en marcha un plan que incluía diferentes actuaciones tanto en reducción de costes como de adecuación de las estructuras y procesos a las condiciones del mercado y a los requerimientos de los distintos negocios de la compañía. En el conjunto del ejercicio 2010, los costes extraordinarios del grupo alcanzaron los 33 millones.

La política de dividendos, sin cambios
La compañía también explica en el comunicado remitido ayer a la CNMV que piensa mantener este año su política de retribución al accionista vía dividendos, "con un dividendo ordinario por acción a distribuir en el ejercicio 2011 con cargo al ejercicio 2010 igual, al menos, al distribuido en el ejercicio precedente".

El pay out (porcentaje del beneficio total que se destina al pago de dividendos) de Indra se ha situado en los últimos años entre el 50% y el 60%.

El valor de la compañía tecnológica cerró ayer en la Bolsa española a 13,38 euros por título, tras experimentar en la jornada un retroceso del 0,41%.

En lo que va de año, no obstante, refleja un saldo positivo, con una revalorización acumulada del 4,65%.