Informática El Corte Inglés amplía mercado en Iberoamérica para sortear la crisis
06/11/2012
Los centros de Blimea y Valnalón, que antes concentraban todo el negocio en España, ya venden productos tecnológicos en Chile, México, Brasil y Paraguay

Fuente: http://www.lne.es

Informática El Corte Inglés sigue extendiendo su mercado para hacer frente a la crisis. Los centros de producción de la compañía en Blimea y La Felguera, que suman unos 170 empleos, están reforzando su estrategia de orientar buena parte de los programas elaborados y de los servicios prestados hacia la exportación, con el objeto de tratar de paliar la caída de facturación en el mercado interior como consecuencia de la actual situación económica. Por el momento, los países de Iberoamérica son el destino de esa política expansiva. Informática El Corte Inglés trabaja desde hace meses con clientes, tanto del sector público como del privado, de Chile, México y Brasil. Asimismo, la firma está ultimando un contrato para desembarcar en Paraguay, con lo que potenciaría la línea estratégica de internacionalización.


La factoría de software de Informática El Corte Inglés en San Martín del Rey Aurelio inició su actividad en enero de 2007 bajo la denominación de EspacioBlimea. Posteriormente, el departamento de la planta dedicado a la digitalización de documentos se trasladó a una nueva ubicación en Valnalón. Ambas instalaciones cuentan, respectivamente, con 120 y 50 empleados. En sus comienzos, el ámbito de negocio se ceñía de forma casi exclusiva al mercado nacional, pero la crisis ha obligado a cambiar las políticas comerciales y ampliar el protagonismo de la internacionalización para mantener la carga de trabajo y el volumen de empleo.


«Ya tenemos presencia en Chile, México y Brasil, y ahora vamos a entrar en Paraguay. Estamos trabajando tanto con instituciones como con empresas privadas, algunas de ellas clientes españoles que también están creciendo en Iberoamérica y a los que damos cobertura tecnológica», argumentaron responsables de Informática El Corte Inglés. El desarrollo de software, las aplicaciones asociadas a los sistemas de telefonía y el tratamiento digital de documentos son algunos de los ámbitos de actividad en los que la compañía está inmersa en el mercado iberoamericano.


La planta de Blimea se dedica a la elaboración de programas de software y atención al cliente, entre otros cometidos. También da cabida al EspacioBlimea Innovation Center (EbIC), un centro de I+D dedicado a difundir los últimos avances del sector TIC (equipos, programas y aplicaciones) entre responsables de empresas, administraciones públicas y centros docentes. Entre las compañías que colaboran en el proyecto con El Corte Inglés figuran Microsoft, IBM o Epson. El objetivo es dar a conocer los últimas aplicaciones y soluciones del sector TIC, a través demostraciones prácticas. Entre otros avances, se han probado sistemas de digitalización de facturas, máquinas virtuales, cartelería digital, productos asociados a la gestión sanitaria, y portátiles y videoproyectores de última generación.


Hasta el este verano, las demostraciones se habían desarrollado de forma exclusiva en el propio centro de El Corte Inglés a través de los productos aportados por las multinacionales colaboradoras. Sin embargo, este verano la compañía dio un paso más adelante para acceder remotamente, desde Blimea, al centro de productos y soluciones informáticas de IBM en la ciudad francesa de Montpellier. El complejo de IBM en Francia de dedica a hacer benchmarking (análisis comparativos) de soluciones, medir el rendimiento de productos, hacer pruebas con configuraciones a medida y realizar formación.


Junto a la planta de software, Informática El Corte Inglés cuenta con un centro de tratamiento documental en Valnalón. Este espacio está dedicado a la digitalización de documentos y da empleo a 50 trabajadores. Una veintena de ellos, aproximadamente, se desplaza a la oficinas de los clientes para desarrollar allí las tareas de digitalización. Además de trasladar los documentos a soportes informáticos, se ocupan de tratarlos, custodiarlos e integrarlos en los sistemas informáticos de los clientes.