Los ingresos de las compañías asiáticas procederán de sus propios mercados en 2020
18/11/2011
Según una encuesta de PwC, es fundamental la creación de un mercado de libre comercio entre los países de la APEC

Fuente: www.empresaexterior.com   Fecha:  18.11.2011

El negocio internacional está cambiando. De hecho, la previsión es que para el año 2020 los ingresos de las compañías asiáticas procedan de sus propios mercados, dejando las economías tradicionales de ser su fuente principal.

Esta es una de las principales conclusiones que arroja la encuesta realizada por PwC a más de 326 presidentes y consejeros delegados de la región y que ha sido presentada en el Foro de Cooperación Económica de la APEC y que pone de manifiesto que el 57% de los ejecutivos de la región se muestran confiados sobre el crecimiento de sus compañías en el futuro inmediato.

Además, el 50% espera aumentar su plantilla en un 5% de media anual durante los próximos tres años. Un crecimiento que, sobre todo, liderarán los sectores del gran consumo, textil y financiero. Por mercados, China será el más atractivo de la zona, según el 44% de los CEOs encuestados.

No obstante, las economías emergentes en Asia/Pacífico tendrán que hacer frente a tres grandes retos para aprovechar las oportunidades de crecimiento. Entre ellos se halla, el comercio, el talento y la innovación. Según la encuesta, el 64% de los CEOs considera imprescindible la creación de un mercado libre de comercio entre los países de la APEC y el 94% cree que las compañías que quieran competir con éxito en la zona durante los próximos años tendrán que afrontar nuevos procesos de innovación, tendencia que ya está siendo una realidad: China es la tercera economía del planeta con más inversión en I+D con 100.000 millones de dólares.

De acuerdo con los encuestados, la captación y retención de talento es urgente para las economías de la APEC, dado que el alto índice de rotación y la escasez de habilidades directivas empiezan a ser un verdadero impedimento para crecer en la región.

Además de estos tres retos, la región también se enfrenta a sistemas regulatorios complejos e inconsistentes, según el 89% de los encuestados, y a la corrupción que representa para el 35% un 'great extent'. Otra amenaza para el comercio entre países de la región es el proteccionismo, lo que preocupa al 28% de los CEOs.