La inversión automotriz japonesa está en riesgo
25/03/2011
Las armadoras podrían detener las inversiones e incluso repatriar los capitales que antes fueron invertidos en otros países donde tienen plantas

Fuente:  http://excelsior.com.mx   Fecha:  25.03.2011

El terremoto y tsunami que azotaron a Japón podría poner en riesgo las inversiones que la nación asiática ha hecho a otros países en específico en el sector automotriz.

Según Michael Hanley, líder global de la industria automotriz de la consultora Ernst & Young, las armadoras japonesas podrían detener la inversiones e incluso repatriar los capitales que previamente fueron invertidos en otros países donde tienen plantas con el fin de reparar las que fueron dañadas tras el desastre natural.

“Las inversiones que se tenían planeadas a futuro se pondrán en pausa”, indicó.

El especialista señaló que las estimaciones en cuanto a la disminución de producción de autos en Japón alcanza ya cinco por ciento.

En conferencia de prensa Hanley comentó que firmas como Mazda han reducido su ensamble dos por ciento, Mitsubishi tres por ciento, Nissan cuatro por ciento, Suzuki seis por ciento, Toyota cinco por ciento y Honda e Isuzu tres por ciento.

Agregó que en lo que resta de 2011 y 2012 se mantendrá presente una incertidumbre respecto a las repercusiones que tendrá el sector automotriz a escala mundial.

“Uno de los temas que en este momento aqueja más a la industria, es el riesgo de una escasez de vehículos y refacciones fuera de J apón dirigidos a mercados como Europa Occidental y Norteamérica”.

Hanley explicó que será hasta los siguientes tres meses cuando pueda ser completamente visible el impacto del terremoto en la industria; mientras tanto existe un inventario de vehículos y refacciones para los meses de abril, mayo y junio.

General Motors

Hasta el momento la única armadora que ha tenido que frenar la fabricación de automóviles en sus plantas ensambladoras fuera de territorio japonés es General Motors, la cual paró la producción de una fábrica en Estados Unidos por falta de componentes, explicó.

Ayer el gobierno japonés estimó que los daños provocados por los desastres naturales que azotaron a la isla ascenderán a 25 trillones de yenes; esto es, cerca de 309 mil millones de dólares.

Toyota, de hecho, anunció que ha pospuesto el lanzamiento en J apón del nuevo modelo híbrido Prius.

En México

Hanley destacó que en el caso específico de México las marcas japonesas tenían planeado hacia 2013 ampliar sus plantas armadoras en el país, sin embargo, podían reconsiderar venir a México por dos principales razones.

Una es el ambiente de violencia que priva en el país derivado de la lucha contra el narcotráfico.

La segunda es precisamente la situación que vive el país asiático tras los desastres y el tiempo que tomará su reconstrucción.

Pero no para todos es este caso. Nissan Mexicana anunció recientemente una inversión de mil 50 millones de dólares para el periodo 2009-2012, dirigidos a la plataforma V de Aguascalientes, donde serán ensamblados tres vehículos.