IOR Consulting certifica a los directivos de los concesionarios Audi en España
09/05/2013
La consultoría ha desarrollado para Audi un proyecto de Assessment Center

Fuente:  www.equiposytalento.com

IOR Consulting ha desarrollado un proyecto de Assessment Center que ha realizado durante un año y medio a 190 directores de ventas y postventa de la red de concesionarios de Audi en España. El proyecto ha consistido en evaluar de una forma estandarizada las habilidades, conocimientos y competencias personales y de gestión de los directivos de los concesionarios de Audi, en base a la aplicación de diversas técnicas y ejercicios diseñados adhoc y orientados a obtener evidencias conductuales de dichas variables bajo criterios muy rigurosos y objetivos (validez y fiabilidad).

Xavier Orozco, socio director general de IOR Consulting, destaca el caso de Audi como un ejemplo de IOR por el “gran conocimiento del negocio y la estrecha relación que existe con el cliente y nuestros consultores en el momento de diseñar y ejecutar cualquier proyecto”.

Por su parte, el socio director de IOR Consulting Jordi Tovar, resalta que el Assessment Center sirve para “valorar las competencias, conocimientos y actitudes” de las personas que forman parte de una Organización, y añade que “las competencias vinculadas a objetivos e indicadores concretos son generadoras de negocio, de ahí la importancia de valorarlas con sistemas de tanta exactitud como el assessment center”.

Jordi Tovar apunta que las personas son ventaja competitiva, lo que podemos comprobar aplicando el Análisis VRIO: personas que generen valor y contribución, “raras” (en el sentido de escasas), inimitables (con talento diferencial) y que trabajen en una Organización que apoye las tres características anteriores.

Las políticas centralizadas y el personal externo, los principales retos
La responsable de formación de la red de concesionarios Audi en España, Coloma Canals, admite que la gestión de Recursos Humanos de la red comercial está muy parametrizada por las políticas y prácticas que se diseñan desde la Central en Alemania y que son de aplicación global, siendo uno de sus retos la adaptación local, siempre en alineación con los estándares de Audi AG.

Canals destaca como otro reto el hecho de que la gran mayoría de los profesionales a evaluar no son plantilla de la marca, sino empleados de las distintas empresas concesionarias. También subraya la dificultad de emprender un proyecto de evaluación en un momento de incertidumbre laboral como el actual, así como la necesidad de influir para que el concesionario vea los beneficios de seguir este proceso; por último, buscar un buen socio proveedor que cumpla con el alto nivel de exigencia del proyecto y la dificultad de encontrar recursos económicos para los planes de acción de desarrollo que se derivan del assessment.

La responsable de formación de la red de concesionarios Audi en España explica que en el proyecto de Assessment Center con IOR Consulting se evaluaron algunas competencias como son: mentalidad empresarial, liderazgo, orientación y satisfacción al cliente, orientación a objetivos y habilidades sociales.

Finalmente, la responsable del proyecto de Assessment Center para Audi de IOR Consulting, Ruth Monfort, explica que tres de las claves del éxito del proyecto han sido la customización del diseño de assessment, la tecnología aplicada y el feedback. Por un lado, Monfort destaca que se definieron de forma muy precisa los ejercicios, dinámicas y pruebas del assessment, absolutamente focalizados en lo que se quería medir y valorar en cada caso.

También subraya el papel de la tecnología y la plataforma propia online del proyecto, que les ha permitido introducir y procesar datos en el momento, tomar decisiones muy rápidamente, con plenas garantías, editar informes y dar feedback al día siguiente.

En tercer lugar, Monfort destaca la importancia de aportar un buen feedback, “elemento distintivo de IOR”, que implica la homogeneidad de los mensajes a transmitir por los consultores a los participantes y la coherencia en la comunicación a través de la elaboración y seguimiento de un protocolo, en el que procurar un clima de confianza y actitud positiva (independientemente del resultado) es vital, así como obtener el compromiso de mejora y cambio, también por supuesto de aquellos directivos que obtienen la certificación, ya que una premisa a tener en cuenta es que siempre hay áreas a potenciar y que éstas deben ser un desafío y aliciente para la mejora continua.