JAMES DECKER, DE ORACLE: “QUEREMOS SER EL IBM DEL SIGLO XXI”
18/03/2010
El directivo, que ha pasado por España para explicar los planes de la compañía, asegura que la estrategia consiste en crear paquetes de hardware, software y servicios, al estilo de Exadata 2.

Fuente:  www.channelpartner.es   Fecha:  18.03.2010


Oracle convocó en Madrid a más de un centenar de personas para contarles los planes de la compañía una vez el camino de la integración con Sun está expedito. Entre los asistentes había clientes, partners y empleados de ambas compañías que hasta la fecha no se han podido hacer una idea clara de por dónde van a ir las cosas a partir de ahora.

Han pasado dos meses desde que la Unión Europea diera el visto bueno a la fusión de las dos compañías y casi un año desde que fuera anunciada por primera vez la operación en Estados Unidos, y mucha tinta y especulaciones han corrido en este intervalo. Un socio comercial de Sun comentaba, además, que en las dos últimas semanas, la cadena de distribución de la compañía se había parado al objeto de consolidar procesos con Oracle.

James Decker, hasta la fecha vicepresidente de ventas corporativas de Sun y que está de gira por toda Europa para explicar la estrategia de negocio y producto de la nueva Oracle, fue el encargado de desvelar a la audiencia madrileña algunos de los planes del gigante de las bases de datos.

El paradigma de la nueva Oracle es el Exadata 2, un sistema de servidores de almacenamiento de Sun optimizado para correr su base de datos. Y es que la compañía quiere llevar este modelo de desarrollo, basado en empaquetar en una misma solución hardware de Sun y software de Oracle, ofreciéndolo además un soporte conjunto, a todos los ámbitos: desde la virtualización a la seguridad, pasando por el cloud computing o el mismo almacenamiento.

Decker explicó que el desarrollo de Exadata 2 comenzó en abril del año pasado y que hoy ya está en producción en muchos puntos de todo el mundo. “Esto demuestra que ahora podemos sacar soluciones completas y muy optimizadas para cualquier sector en muy poco tiempo”. Y sin necesidad de terceras compañías. En este punto radica, según el directivo, una de las ventajas que ha ganado Oracle tras la compra.

Como resultado, la nueva Sun, que se integra como división de hardware en Oracle, dejará la carrera por el chip más rápido y desarrollará cada componente pensando en mejorar el rendimiento de las aplicaciones, bases de datos y middleware que va a soportar.

“Oracle no puede entregar sistemas abiertos e integrados si no es con la base de servidores y sistemas de almacenamiento de Sun”, reconoció Decker. “Queremos ser el IBM del siglo XXI”, aseguró el directivo, dejando claro que el gigante azul, con una potente cartera de producto en casi todos los ámbitos de la informática empresarial, será el gran rival a batir.

En cuanto a cómo quedan el catálogo de sistemas, Decker confirmó que Sun abandona la fabricación de servidores de gama baja provistos de Windows. No obstante, aseguró que Oracle protegerá la inversión de los usuarios. El cliente podrá optar, en el ámbito de los equipos x86, por Linux o Solaris, en versión rack o blade. Asimismo, la compañía montará procesadores de AMD o Intel, pero será muy selectiva a la hora de elegir la CPU más adecuada en cada caso.

Los servidores x86 se englobarán en cuatro líneas: las series Sun Fire X4400 y X4600, dirigidas a entornos muy exigentes; Sun Fire X4200; Sun Fire X4100, para entornos básicos de proceso; y Sun Fire X2200, para cloud computing.

James Decker también ha confirmado el interés de la compañía en seguir potenciando la línea SPARC (Series T y M), sobre todo la escalabilidad de estos sistemas. Asimismo, aseguró que está fuera de toda duda que la compañía protegerá la inversión de los clientes hasta este momento.