La junta de Indra nombrará a Javier de Andrés consejero delegado.
18/05/2011
La tecnológica española Indra ha anunciado el nombramiento, primero como consejero, e inmediatamente como consejero delegado, de Javier de Andrés en la documentación remitida a la Comisión del Mercado de Valores (CNMV) con el contenido del orden del día de la próxima junta de accionistas. También nombrará a Ignacio Santillana como consejero independiente en sustitución de Manuel Soto.

Fuente:  www.cincodias.com   Fecha:  18.05.2011

La junta general de accionistas de Indra se celebrará el 21 de junio y en ella se someterá a votación propuesta de dividendo ordinario de 0,68 euros brutos por acción, que será hecho efectivo a los accionistas a partir del 4 de julio de 2011.

En el capitulo de renovaciones y nombramientos del consejo, se procederá a votar la designación de Javier de Andrés como consejero ejecutivo, para su posterior nombramiento como consejero delegado y número tres de la tecnológica. También se propondrá la designación como consejero independiente de Ignacio Santillana que ocupa la vacante de Manuel Soto. Dado que los mandatos de consejeros son por tres años, también toca renovar los cargos del presidente y vicepresidente de Indra, Javier Monzón y Regino Moranchel.

Tras estas renovaciones el consejo pasa a estar integrado por 15 miembros, de los cuales tres tendrán la condición de consejeros ejecutivos y los 12 restantes serán consejeros externos. De estos últimos, siete serán consejeros independientes.

Con el fin de fomentar y facilitar al máximo la participación presencial de los accionistas en las juntas generales se propondrá en la junta la supresión del requisito de tenencia de un número mínimo de 100 acciones para poder asistir y votar en las mismas.

Indra procederá a introducir variaciones en el sistema de retribución del consejo de manera que en su "nuevo esquema retributivo se suprima la participación en beneficios, estableciéndose la retribución sobre la base de una asignación fija, que se determinará en función de los cargos desempeñados por cada consejero y que toda la retribución sea satisfecha en efectivo".

Los consejeros han aceptado el "compromiso de destinar una parte relevante de su retribución (un tercio de la retribución bruta, que equivale aproximadamente a un 50% de la retribución neta para un consejero persona física) a la compra de acciones de Indra con el compromiso igualmente de mantener la propiedad de las mismas hasta la finalización de su mandato".

También se ha decidido congelar la retribución fija de los altos directivos por un nuevo periodo de tres años, "salvo para aquellos que han visto modificado su nivel de responsabilidad". La KPMG seguirá como auditora de la empresa.