Los Juegos más hiperconectados
20/07/2012
Atos, que controla el consorcio de seis empresas encargadas de la informática, instaló cerca de 8 000 millones de terminales

Fuente:  www.hoy.com.ec

Cuando los primeros atletas de los 10 500 que participarán en Londres 2012 empiecen a competir, miles de técnicos se ocuparán entre bastidores para que el complejo sistema informático instalado esté a la altura de los Juegos más conectados de la historia.

Con la proliferación de los dispositivos móviles y la afición por las redes sociales, se calcula que existan unos 8 000 millones de terminales conectados a Internet en el momento de los Juegos.

El grupo Atos será el encargado de controlar la informática de estos Juegos Olímpicos.

Según el gigante estadounidense Cisco, uno de los socios de Atos que se ocupó en particular de instalar 1 800 estaciones Wi-Fi, la red informática verá transitar 30% de datos más que en Beijing 2008. Los Juegos son uno de los acontecimientos deportivos más seguidos en el mundo, con una audiencia potencial de 4 000 millones de personas.

El consorcio estará encargado de transmitir en tiempo real los resultados de las competiciones en todo el mundo y de hacer las acreditaciones seguras de acceso a las instalaciones olímpicas.

En una torre del nuevo barrio de negocios de Canary Wharf, no muy lejos del estadio olímpico, el laboratorio tecnológico de Atos, equipado con cientos de computadoras, se cumplieron 200 mil horas de pruebas desde 2011.

A lo largo del evento, un centro de control en el que trabajarán unos 500 especialistas vigilará ininterrumpidamente el desarrollo de las operaciones.

En total se instalaron 9 500 computadoras y 900 servidores y se movilizará a 3 500 técnicos para garantizar que el sistema informático transmita datos no alterados por un acto delictivo o un problema técnico.

Durante los Juegos Olímpicos de Beijing se produjeron 12 millones de incidentes ligados a la ciberseguridad.

El papel del grupo Atos es proteger a todo precio los datos, ya sea de un error técnico o de un pirata informático. En caso de que exista un problema, no importa el origen, se desconectará el sistema afectado porque el objetivo es que la competición continúe con normalidad y sin incidentes. (AFP)