Málaga ya cuenta con el generador y 19 farolas eólicas y fotovoltaicas del proyecto Smartcity
02/01/2012
Se convierte en escenario de una experiencia piloto que plantea un nuevo modelo de gestión energética en las ciudades

Fuente:  www.gentedigital.es   Fecha:  02.01.2012

Se convierte en escenario de una experiencia piloto que plantea un nuevo modelo de gestión energética en las ciudades

Málaga ya cuenta con el generador y las primeras farolas eólicas y fotovoltaicas del proyecto Smartcity, que tiene como objetivo ganar en eficiencia y convertir en autosuficiente el paseo marítimo Antonio Banderas, donde se encuentran instalados. Con ello, la capital se convierte en "pionera" a nivel nacional e, incluso, mundial.

Así lo ha afirmado el consejero delegado de Green Power Tech, Eduardo Galván, una de las empresas privadas que componen el consorcio --formado por Isotrol, IBM, Sadiel, Acciona, Ingeteam, Ormazabal, Telvent y Neometrics-- que, junto a distintas administraciones públicas, colaboran en el proyecto, coordinado por Endesa.

De esta forma, Málaga es escenario de una experiencia piloto que plantea un nuevo modelo de gestión energética en las ciudades; el cual, una vez pueda medirse y demostrarse, se repetirá en otros países. De hecho, Galván ha avanzado que en Brasil ya se está intentando desarrollar un sistema similar al de la capital malagueña.

En concreto, esta fase del proyecto ha culminado este viernes con la puesta en marcha de las citadas instalaciones por parte del alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre; la delegada del Gobierno andaluz en Málaga, Remedios Martel; el director de Endesa en la División Andalucía Centro, Alfredo Rodríguez, y Galván.

Consta de un generador eólico, de 11 metros de altura y una potencia nominal de cuatro kilovatios, así como de 18 farolas: nueve de generación fotovoltaica de 95 vatios pico (Wp) de potencia, con luminaria tipo Led de 58 vatios y cinco metros de altura; y otras nueve farolas eólicas, de eje vertical, 600 vatios, nueve metros de altura y dotadas de tres lámparas de 58 vatios cada una. Estas últimas son las primeras que se instalan en España.

Como ha explicado el consejero delegado de Green Power Tech, "una ciudad que despliegue este tipo de sistemas irá ganando tanto en autosuficiencia como en eficiencia", ya que, además, supone un ahorro en el transporte de la energía.

De esta forma, Málaga se sitúa en "el camino a seguir" para mejorar la eficiencia de la generación distribuida, cuyo ahorro permitirá la implantación "a gran escala" de este sistema sostenible. Por el momento, "para nosotros es una satisfacción ver que esto es ya una realidad", ha afirmado Galván.

CARACTERÍSTICAS DE MÁLAGA

Por su parte, el alcalde ha resaltado las características propias de Málaga como ciudad, con las que "supo ganar esta competición dura dentro de Endesa". "Yo no quiero ponerme méritos políticos y administrativos", ha declarado, aunque ha dejado claro la colaboración del Ayuntamiento en cuanto a la disponibilidad de los suelos y el impulso del proyecto.

En concreto, ha puesto en valor las redes eléctricas del oeste de la capital --donde se ubica Smartcity--, las instalaciones en cuanto a transformadores, "el nuevo desarrollo" en este espacio de Málaga, su característica de ser litoral, además de ser "una zona nueva, con una población receptiva". En este punto, ha precisado que unos 50.000 malagueños de 12.000 hogares participan en el proyecto.

Asimismo, ha destacado que ésta se trata de una fase "muy visible e importante, que llama, educa y mentaliza", consistente en poner generación cerca de las zonas de consumo. "La ciudad puede ser bastante autosuficiente si se camina en este sentido", ha indicado, para lo que debe "tener una capacidad de respuesta a esa demanda puntual que puede existir".

La delegada provincial se ha sumado a las palabras de De la Torre para asegurar que "no es casualidad" que este proyecto se haya desarrollado en Málaga, ya que, además de las condiciones climatológicas, también cuenta con "la excelencia en la formación universitaria" y el Parque Tecnológico de Andalucía (PTA).

Por tanto, ha destacado que se trata de "un día importante, porque se materializa el "esfuerzo de trabajo y la inversión" en un proyecto que con el que, "una vez más, Málaga lidera y alcanza ese potencial enorme que tiene como provincia".

Así, junto a Endesa, Martel ha valorado "el enorme interés" del Gobierno de José Antonio Griñán en la puesta en marcha de este proyecto, en el que ha asegurado que participa "desde el primer momento en que se planteó", mediante colaboración económica y la puesta a disposición de potencial humano.

EL PROYECTO

El objetivo final del proyecto Smartcity es conseguir un ahorro energético del 20 por ciento, con una reducción de emisiones de más de 6.000 toneladas de dióxido de carbono al año. De esta forma, se busca que el conjunto de la ciudad llegue a ser sostenible y se autoabastezca por sí sola o, al menos, con la menor dependencia energética posible.

Por el momento, se desarrolla en la zona de la playa de La Misericordia, y de sus iniciativas se benefician 300 clientes industriales, 900 de servicios y 11.000 clientes domésticos. No obstante, desde la empresa encargada de la instalación de estas infraestructuras han asegurado que está suscitando "mucha expectación en todas partes el mundo".

Una vez esté en marcha, se medirá la rentabilidad que el sistema supone para un Ayuntamiento, de forma que estos puedan recuperar la inversión realizada. El objetivo es que se amortice con el ahorro que se genere del uso de dichas instalaciones, así como que no haya que pagar ni por la luz ni por el consumo.

El funcionamiento de estos elementos de generación estará asociado a unas baterías de almacenamiento para la energía que no se llegue a utilizar; facilitando, además, su consumo posterior en la climatización de edificios, el alumbrado público y el transporte eléctrico.

Aunque el precio de las infraestructuras es "caro", el consejero delegado de Green Power Tech ha precisado que el coste de mantenimiento es "mínimo". Además, la velocidad del viento necesario para el funcionamiento de estas instalaciones es de solo cinco a siete metros por segundo, por lo que se podría extender al resto de la ciudad.