La medicina del futuro se sumerge en el planeta de la realidad virtual
06/09/2010
Las nuevas tecnologías permiten a los cirujanos ganar en precisión y reducir los tiempos. La cueva de cinco caras de T-Systems y la UPM crea un entorno puntero para más desarrollos en esta área.

Fuente:  www.expansion.com    Fecha:  06.09.2010

El segundo transplante de cara realizado en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla no hubiera sido posible sin ayuda de programas de realidad virtual, que se han convertido en aliados imprescindibles en el campo de la cirugía. En este centro hospitalario andaluz, más de cien pacientes han sido intervenidos quirúrgicamente desde 2008 con ayuda de la realidad virtual.

Los cirujanos se pueden beneficiar de estas tecnologías para planificar intervenciones de gran complejidad. Con la realidad virtual, ganan en precisión y reducen tanto los tiempos de operación como los costes de la intervención.
Hay aplicaciones médicas que reproducen virtualmente al paciente en base a sus datos volumétricos, lo que permite, por ejemplo, diseñar un implante y comprobar virtualmente cómo encaja antes de iniciar la operación.

En España, se esperan avances en este terreno gracias al impulso investigador que permitirá la cueva de realidad virtual de cinco caras –la primera de estas características en Europa–, que fue inaugurada el pasado mes de mayo en la Universidad Politécnica de Madrid (UPM).

Funcionamiento
La cueva ha sido desarrollada por la compañía T-Systems con tecnología de HP y Dassault Systèmes, con una inversión de 2,5 millones de euros. Al proyectar imágenes en 3D en cinco superficies, se consigue una sensación de realidad inmersiva, que permite la interacción en tiempo real con un entorno virtual.

La cueva, en función del acuerdo de explotación conjunto suscrito entre T-Systems y la UPM, puede ser utilizada para proyectos de investigación tanto públicos como privados. “Desde que apostamos , dentro de nuestra actividad de I+D, por el campo de la realidad virtual inmersiva, ésta ha pasado de ser un campo de experimentación a un área de trabajo de importancia creciente”, explica Asunción Santamaría, directora de CeDInt, el centro de I+D de la UPM. Santamaría asegura que ya se está trabajando en algunos proyectos relacionados con el área de la salud.

Según T-Systems, la cueva de realidad virtual puede ser utilizada por equipos médicos cuando éstos requieran intervenciones o cirugías complejas. La compañía puede ofrecer diversos servicios, como el alquiler de la infraestructura de la cueva, formación, consultoría o, incluso, la oferta de proyectos llave en mano.
Otro de los campos en los que ya se está aplicando las posibilidades de realidad virtual de esta cueva de cinco caras en la medicina legal y forense. Por ejemplo, el Proyecto Cráneo persigue crear procedimientos de reconstrucción de rostros de individuos en base a sus restos óseos.

Áreas de aplicación
El área de la salud es una de los más avanzados en la utilización de tecnologías de realidad virtual. Sin embargo, las aplicaciones de investigación de esta cueva son muchas más amplias: la ingeniería aerospacial, de construcción o de automoción; el mundo de la arquitectura; los videojuegos y la reconstrucción del patrimonio turístico pueden beneficiarse de la realidad inmersiva que ofrece esta iniciativa.

Así, el objetivo del CeDInt es poder desarrollar aplicaciones de realidad virtual que permitan a las empresas españolas abordar proyectos de investigación con aplicaciones prácticas.