Mercados emergentes serán más competitivos
05/04/2011
Ernst & Young realizó una encuesta a 1.400 ejecutivos del mundo y reportó que las empresas de todos los sectores y mercados esperan que la nueva economía sea más competitiva que la anterior en los próximos años. Según los resultados obtenidos, para el 85% de las empresas su mercado será más competitivo en los próximos dos años, en tanto que el 46% manifiesta que será considerablemente más competitivo.

Fuente:  www.diariooccidente.com.co   Fecha:  05.04.2011

La competencia en la nueva economía es dinámica y está compuesta por cuatro factores macroeconómicos que, si bien no son nuevos, tienen mucha más relevancia que antes.
 
Aumenta la variación
Los mercados emergentes siguen creciendo, pero existe una variación considerable en su desempeño. Lo mismo sucede con los mercados desarrollados;  algunos presentan un mejor desempeño que el esperado, mientras que otros enfrentan dificultades o continúan en descenso. 

Los segmentos de mercado presentan la misma variación en su desempeño y proyección. Existe un resurgimiento general y cada vez mayor de los compradores conscientes de los costos, pero algunos segmentos de lujo continúan prosperando.
 Los antiguos patrones de compra están bajo presión. Los límites entre los grupos de compradores se superponen y cambian, desafiando las teorías de entrada al mercado, incluso de los participantes más establecidos.
 
Mayor volatilidad 
El ciclo de vida de los productos se acorta conforme aumenta la innovación. Las proyecciones económicas se modifican y las mediciones se corrigen trimestralmente en casi todos los mercados. Esta volatilidad ejerce una mayor presión en la cadena de suministro, que ahora debe adaptarse rápidamente al cambio.
 
Presión 
En la actualidad, las expectativas del aumento de los precios en el futuro son bajas; casi 60% de los encuestados espera un incremento en los precios que sólo iguale o esté por debajo de la inflación. 

Al mismo tiempo, muchos ejecutivos esperan  tanto una reducción de los precios en su mercado como un aumento de los costos (de insumos y mano de obra) en la producción, lo que constantemente plantea interrogantes sobre su viabilidad financiera.
 
Nerviosismo 
Atraer y retener al personal sigue siendo un problema con enfoques infinitamente divergentes de los niveles de contratación de personal, tanto en la caída como en el surgimiento de la nueva economía. 

 El capital parece ser limitado y se observa cautela para enfrentar los riesgos, las nuevas normas que con seguridad se formularán y la reducción fiscal que se está implementando. Crece la demanda de mayor transparencia y una mejor gestión. 

Si bien las empresas pueden optar por centrar su atención en algún aspecto particular de este plan competitivo como la base de su estrategia, creemos que los cuatro están relacionados. Un enfoque equilibrado es necesario, ya que la máxima posición competitiva se logra cuando todos los aspectos son optimizados.

Mayor competencia en el mercado 
70% de los encuestados mencionó que su mercado ha sido más competitivo en los últimos dos años. Ésta es una consecuencia normal de la desaceleración económica, dado que las empresas luchan para conservar la participación en el mercado y sobrevivir. 
Incluso en los mercados emergentes, donde el impulso económico fue más lento, las empresas están reportando un aumento de la competencia conforme ingresan nuevos participantes en busca de crecimiento. 
A medida que las empresas aseguran su supervivencia, la atención se centra nuevamente en el crecimiento. Se puede observar que la competencia está aumentando en toda la cadena de valor, desde el capital hasta las ventas. Pero el mayor desafío se encuentra en el mercado. 
El juego de suma cero de un mercado decreciente, donde las empresas sólo ganaban por las pérdidas de otros, ya no existe. Pero también ha quedado atrás la era de ganar/ganar de la década anterior, donde la competencia se centraba principalmente en los índices comparativos de crecimiento. 
El mercado actual es demandante, tiene un exceso de abastecimiento y es cada vez más sensible a los precios. La mayor parte del crecimiento deberá ser un logro de los competidores. Habrá tanto ganadores  como perdedores muy claros.

Competencia por
crecimiento

El capital parece ser limitado y se observa cautela para enfrentar los riesgos, las nuevas normas que casi son un hecho se formularán y la reducción fiscal que se está implementando. Crece la demanda de mayor transparencia y una mejor gestión. 

Si bien las empresas pueden optar por centrar su atención en algún aspecto particular de este plan competitivo como la base de su estrategia, creemos que los cuatro están relacionados. Un enfoque equilibrado es necesario y la máxima posición competitiva se logra cuando todos los aspectos son optimizados.

El 85% de las empresas considera que su mercado será más competitivo en los próximos dos años. 
Cuando hicimos una encuesta entre los participantes del mercado en enero de 2010, observamos que las empresas estaban empezando a "regresar al negocio, pero no a la normalidad". Estaba claro que se necesitaba de un nuevo plan de desempeño para un nuevo tipo de mercado. 

Pero conforme la recesión se convierte en una lenta recuperación, deberíamos comenzar a ver un regreso  paulatino de la competencia a los niveles previos a la crisis.