El momento de la Creación en IBM
21/06/2017
Convertir la Gran Vía de Madrid en una calle inteligente moviliza la capacidad de generación de ideas de 22 equipos en el concurso convocado por el gigante informático

El reto consistía en crear una calle cognitiva usando como ejemplo la Gran Vía de Madrid, en su tramo comprendido entre Plaza España y Callao. De ahí el nombre: Hack-A-Town, el primer hackaton de IBM focalizado en la 'smart city'. La experiencia se extenderá, previsiblemente, a otras ciudades españolas.

En menos de cinco horas, había que prototipar y presentar una solución para un caso de uso concreto en esta calle. A disposición de los participantes, las soluciones cognitivas del gigante tecnológico (la plataforma en la nube Bluemix y la superinteligencia de Watson), además de un sensor conectado capaz de medir variables sencillas como temperatura, humedad o sonido.

«Siempre hemos creído que la mejor forma de hacer cosas es mediante la práctica, a través de iniciativas como éstas, fomentando la innovación desde dentro. Aprender haciendo, no sólo estudiando», explica a INNOVADORES la directora de tecnología de IBM España, Mónica Villas. La participación estuvo a la altura de las expectativas: 22 equipos, de cuatro personas cada uno, de las cuales tres debían pertenecer a IBM y una cuarta podía provenir de una empresa externa. Se coló incluso un estudiante de instituto, en el rol de joven promesa.

Lo que sucedió en esas casi cinco horas fue un proceso de creación en vivo apalancado en el ADN de IBM. Desde profesionales sénior a becarios contaban con las mismas herramientas, salían del mismo punto de partida. Un folio en blanco para todos. ¿Cómo nacen las ideas?

Del Hack-A-Town se pueden extraer dos lecciones: una, que cada vez es más evidente la necesidad de unir a responsables de negocio y de tecnología para producir propuestas viables; y otra, que el uso de las herramientas de software, su despliegue práctico sobre el terreno, es tan determinante para competir como su nivel de sofisticación.

«Siempre te basas en el conocimiento profesional, en los conceptos que manejas», dicen los miembros del equipo Fenome-dron. Al combinar ese bagaje con su experiencia personal, se decantan por «una representación digital de la ciudad, en la que cada elemento humano estará sensorizado, y una interfaz cognitiva oral para poder hablar con ella».

Fuente: http://www.elmundo.es