Momentum Project presenta los 10 emprendimientos sociales de la edición 2012
05/06/2012
Ampros, Montaraz, Parallel 40 y Rede Galega de Kiosokos son algunos de los 10 emprendimientos sociales seleccionados que formarán parte de la segunda edición de Momentum Project. Después del éxito de la primera edición, en la que BBVA ha financiado con casi 3 millones de euros un total de 7 proyectos, este programa creado por BBVA y ESADE, con la colaboración de PwC, está a punto de dar el salto para llevarse a cabo en otros países latinoamericanos.

Fuente: 

Ampros, Montaraz, Parallel 40 y Rede Galega de Kiosokos son algunos de los 10 emprendimientos sociales seleccionados que formarán parte de la segunda edición de Momentum Project. Después del éxito de la primera edición, en la que BBVA ha financiado con casi 3 millones de euros un total de 7 proyectos, este programa creado por BBVA y ESADE, con la colaboración de PwC, está a punto de dar el salto para llevarse a cabo en otros países latinoamericanos.

El objetivo de Momentum Project, creado por BBVA y ESADE con la colaboración de PwC, es el apoyo a los emprendimientos sociales más relevantes para lograr su consolidación, crecimiento y escalabilidad en el impacto de su actividad económica y social. Los miembros del Comité Científico de Momentum Project han valorado aspectos relacionados con el tipo de organización, la repercusión social, los ratios de riesgo o la capacidad de innovación y liderazgo, entre otros.

Durante el acto de presentación de los 10 emprendimientos sociales seleccionados para formar parte de la segunda edición de Momentum Project, el director de Responsabilidad y Reputación Corporativas de BBVA, Antoni Ballabriga, ha destacado el gran aprendizaje que ha supuesto la puesta en marcha de este proyecto. “Hemos aprendido mucho en cuanto a que es posible abordar proyectos y problemas sociales a través de modelos de negocio con impacto social y sostenibles económicamente. Esto nos está ayudando a gestionar mejor nuestros modelos de riesgos y nuestra manera de entender cómo se puede impactar en la sociedad”.

Además, Ballabriga ha destacado el efecto contagio que ha provocado este proyecto en la organización y que se trata de una iniciativa que “se está consolidando como una auténtica palanca de diferenciación de BBVA, diferenciación ante la sociedad y ante nuestros clientes que ven en BBVA una manera distinta de aproximarse a este fenómeno, que ven que BBVA quiere hacer una apuesta por la generación de empleo en personas en riesgo de exclusión y que ven a BBVA como un actor comprometido en esa combinación de valor social y valor para la empresa”, ha afirmado Antoni Ballabriga.

De hecho, este buen balance de la I edición de Momentum Project ha llevado a BBVA y ESADE a plantearse el salto del proyecto a países de América Latina. En este sentido, el director de Responsabilidad y Reputación Corporativas de BBVA ha anunciado que “vamos a asumir el compromiso de iniciar Momentum Project en otros países de América Latina, que vamos a anunciar en las próximas semanas”.

Por su parte, Alfred Vernis, director de Programas Universitarios de ESADE, ha destacado el gran impacto que este programa está teniendo tanto en alumnos como en profesores. “Es un proyecto que nos gusta especialmente a todos los que participamos porque es un proyecto de optimismo. En estos momentos, la sociedad española necesita generar optimismo y las empresas que participaron tanto el año pasado como este son buenos ejemplos de cosas que se están haciendo en la sociedad española y que no pueden estar tan tapadas. En este sentido, el proyecto genera ganas de seguir adelante que es lo que creo que la sociedad española necesita en estos momentos”.

El director general de la Fundación PwC, Javier Garilleti, ha subrayado que “la clave Momentum Project es la capacidad de colaboración que muestran diversos actores construcción de una solución que facilite a los emprendedores sociales el desarrollo de el potencial de sus ideas, creando un marco facilitador, pero enormemente exigente”.

Balance de la I edición
Tanto BBVA como ESADE hacen un buen balance de la I edición de Momentum Project. Siete de los diez proyectos seleccionados en esta edición contaron con una financiación total cercana a los tres millones de euros, gracias a un vehículo inversor diseñado por BBVA. Así pues, las empresas Catering Solidario, DAU, Gran Vallés, Hornos Lamastelle, Moltacte, Roba Amiga y Teixidors disponen de préstamos bonificados, con intereses entre el 2% y el 8%, dependiendo del periodo; carencia del principal entre 2 y 4 años; y con primas de rentabilidad para el vehículo, en caso de que hubiera un evento de liquidez accionarial en las compañías en las que se ha invertido.

El director de Gestión de Proyectos por Cuenta Propia de BBVA, Francisco Esteve, ha explicado que “desde BBVA pensamos que ha sido muy importante haber podido aportar nuestra experiencia para invertir en los mejores proyectos desde una perspectiva económica y social. Además, esperamos igualmente poder contribuir con nuestro conocimiento en la gestión de participadas para apoyar a los emprendedores sociales en el desarrollo de sus proyectos. Todo este trabajo ha estado dirigido al objetivo común de lanzar exitosamente uno de los vehículos de inversión más innovadores en el campo emergente de las inversiones de impacto en España”.

Los 10 emprendimientos seleccionados por Momentum Project
Ampros – Depersonas surge en Santander en 2010 con el objetivo de generar empleo para personas con discapacidad física o intelectual en el ámbito de la alimentación sostenible. Actualmente emplea a 8 personas con discapacidad a través de su servicio de catering con productos ecológicos y de comercio justo. Entre sus planes a corto plazo figura un huerto ecológico para que les provea de alimentos y adentrarse en la ganadería ecológica o producción de yogures.

Ajudes Técniques Bach (ATBach) nace en San Cugat del Vallès (Barcelona) en 2005 para comercializar productos innovadores, diseñados desde el punto de vista de las personas con discapacidad física, que resuelven los problemas reales de este colectivo (sillas de ruedas, bicicletas y accesorios) y mejoran su calidad de vida. Además ofrece empleos de calidad a personas con discapacidad física. Son líderes de su segmento en España y entre sus planes de expansión se encuentran la internacionalización y ampliar su gama de productos.

Associació Joia – Apunts es un centro especial de empleo barcelonés creado en 1984 con el fin de generar oportunidades de inserción laboral para personas con trastorno mental. Ofrece servicios de reprografía, gestión de base de datos, manipulación y distribución, a través de productos innovadores adaptados a todas las necesidades. De manera complementaria ofrece empleos de calidad a personas con discapacidad física: 52 de los 66 trabajadores de la actual plantilla.

Atentis está ubicada en Madrid y desde 2008 ofrece productos de impresión digital de gran formato y regalos personalizados para empresas, como la venta de cuadros de personas con síndrome de Down. Además, ha ampliado su oferta de servicios con proyectos de RSC y talleres de formación para empresas y fundaciones que trabajan con personas con discapacidad. El objetivo es la integración de personas con discapacidad en el mercado laboral, a través de la combinación de talento y nuevas tecnologías.

Montaraz lleva desde 1990 dedicándose a la producción de energía a partir de biomasa. El impacto de este emprendimiento madrileño es social y ambiental: producción de energía limpia, (reduciendo las emisiones de CO2), limpieza de los bosques (disminuyendo el riesgo de incendios forestales) y dinamización del empleo en zona rural. Además, comercializa y distribuye astillas de madera y pellets de calidad en entornos rurales, y realiza servicios de estudios y asesoría al cliente.

Parallel 40 – Planeta Med tiene desde 1996 el objetivo de crear un entorno que facilite la producción y divulgación de documentales de interés social. Con sede en Barcelona, quieren contribuir al enriquecimiento de la sociedad a través del documental con la creación de oferta allá donde no existe, dando oportunidades y formación a los jóvenes y con la organización de ferias. Con más de 100 documentales sociales producidos, sus retos son desarrollar nuevos circuitos de proyección y festivales y expandirse en Internet.

Rede Galega de Kioscos surge en La Coruña en 2005 y actualmente emplea a 118 trabajadores con discapacidad. Promueven la integración laboral de personas con discapacidad a través de la distribución de productos en puntos de venta propios (kioscos) y ajenos. Están comenzado a implementar una marca y una línea de productos propia y desarrollando una plataforma web. Otro de los objetivos es conseguir una profesionalización que les lleve a la mejora de las condiciones de trabajo y formación de los trabajadores.

Rus in Urbe – Huerta de Montecarmelo inicia su actividad en Madrid en 2011. Su trabajo consiste en el cuidado de huertos urbanos por personas con discapacidad intelectual. En total disponen de 147 huertos, en la actualidad todos ocupados. A la clara labor que desempeñan se une el factor medioambiental de recuperación de terrenos degradados cercanos a las ciudades. Entre sus planes de desarrollo se encuentran abrir dos nuevos centros propios en Madrid.

TEB Verd – Bolet Ben Fet nace en Barcelona en 2009 y se dedica a la producción y comercialización de setas exóticas. Su impacto social es múltiple: ofrecer empleo estable a personas con discapacidad intelectual, fomentar el consumo responsable de productos ecológicos y locales, todo ello a través de un modelo de granja ambientalmente sostenible.

Actualmente pretenden maximizar la capacidad de producción de la granja, llevar a cabo alianzas con otros centros y la diversificación de productos.

Txita Txirrindak surge en 2006 en San Sebastián para crear un sistema de reparto de mercancías sostenible adaptado al entorno urbano, innovando en el medio (vehículos triciclos) y la operativa para disminuir los costes en el transporte, mejorar el servicio y la calidad del aire de las ciudades. También son distribuidores en exclusiva de estos triciclos, tienen servicio de bici-taxi en verano y están intentando replicar el modelo en otros municipios. Sólo en 2011 ahorraron 13 toneladas en emisiones de CO2.