Móviles, redes sociales y cloud computing, retos para la seguridad en las empresas
27/01/2012
La proliferación del uso de dispositivos móviles en las empresas, así como el constante acceso de los empleados a las redes sociales se están convirtiendo en puntos clave en los que los responsables de seguridad de las empresas están poniendo especial atención para proteger sus sistemas e información corporativa.

Fuente: www.csospain.es  Fecha:  27.01.2012

De acuerdo con la quinta edición del Estudio Global sobre Seguridad en la industria de transporte, telecomunicaciones y media, elaborado por Deloitte, el cada vez mayor uso de dispositivos móviles en la empresa por parte de los empleados, así como su acceso a redes sociales, está incrementando el riesgo de sufrir ataques contra la seguridad de la información corporativa.

Además, cada vez más, los CISO deben enfrentarse a un mayor número de ataques, y también más sofisticados. Según Deloitte, otra tendencia que se ha podido observar en el último año es que, si bien los presupuestos destinados a seguridad en las empresas se han mantenido a nivel mundial, aunque en el caso español han descendido como consecuencia de la situación económica, las corporaciones deben hacer frente a más amenazas de seguridad y más sofisticadas. Además, estos responsables de seguridad deben gestionar entornos hiperconectados y, sobre todo, tener en cuenta el factor humano, principalmente por el uso indebido de los sistemas de información. De hecho, un 20% considera que los errores y omisiones de sus empleados van a suponer una grave amenaza en los próximos doce meses, y un 7% apunta que el abuso por parte de los empleados de los sistemas de TI y la información les supone una grave amenaza.

Sin embargo, el estudio concluye que tanto los dispositivos móviles, como las redes sociales y la cloud están dando forma al futuro de la seguridad, por lo que los directores de seguridad de la información de las organizaciones tendrán que afrontar estos nuevos retos adoptando un nuevo cambio de estrategia en el que se tenga en cuenta estos nuevos escenarios de riesgos.