“Un municipio debe tener como mínimo 5.000 habitantes”
13/10/2011
Julio Gómez Pomar, director del Centro PwC/IE para la innovación del Sector Público defiende la redefinición del papel de ayuntamientos y diputaciones para racionalizar el gasto.

Fuente:  www.expansion.com   Fecha:  13.10.2011

¿Qué opinión le merece el actual modelo de la Administración local en España?
Uno de los problemas que tiene es la atomización en el número de municipios. Es algo que se sabe. Hay más de 8.000 ayuntamientos, de los cuales casi 7.000 municipios tienen menos de 5.000 habitantes. Lógicamente es un problema. Lo que significa que los problemas de gestión de ayuntamientos pequeños es una realidad a la que hay que hacer frente.

¿De dónde se podría recortar?
Desde un punto de vista económico, está claro que el tamaño mínimo de un ayuntamiento debería ser bastante por encima de los 5.000 habitantes. Hay voces que hablan de 10.000, otros de 20.000. Esto es una realidad. En España se ha intentado dar una solución a ese problema de gestión mediante la búsqueda de organizaciones: mancomunidades, comarcas, áreas metropolitanas, consorcios… Desde el punto de vista económico, la racionalidad exigiría ayuntamientos de mucho mayor tamaño, pero no deja de ser una cuestión política.

Y yo aquí sí que quiero hacer hincapié: es grave quitarle a pueblos pequeños su ayuntamiento. No se puede despachar fácilmente. La economía dice una cosa y la realidad social, otra. Posiblemente, hay que despejar mucho el mundo de las organizaciones supramunicipales y hacerlo más eficiente, pero antes de suprimir ayuntamientos hay que pensárselo dos veces.

Entonces, ¿lo que defiende es que los ayuntamientos pequeños se queden como órganos de gestión?
Todos los servicios importantes, de contratación, de abastecimiento de aguas o de alumbrado… deben llevarlo agrupaciones de municipios, llamémoslas mancomunidades o consorcios o apoyo de la diputación provincial. Pero se debe reducir el ayuntamiento al mínimo gasto.

¿Qué opinión le merece el papel de las diputaciones?
Algunas han cumplido muy eficazmente su labor, como es que ayuntamientos en zonas rurales y de poca población tengan acceso a unas serie de servicios. Pero en otros casos han sido órganos meramente políticos y que han servido para acumulación de puestos. Lo que hay que hacer es dedicarlas a órganos de apoyo e inversión de los ayuntamientos que tienen dentro de la provincia. Pero hay que reformarlas para que no sean una fuente de contratación.
Portugal e Italia han anunciado planes de recorte de la administración local.

¿Tiene España algo que copiar de ellos?
Yo creo que los ayuntamientos se han ido deslizando en gastos que no le sean propios. Unas veces porque han tenido que atender a demandas naturales de la población pero otras en gastos que no le son propios: apoyo a la vivienda, promoción del turismo, bienestar social o medidas para favorecer el empleo… Esto en nada tiene que ver con sus competencias, pero electoralmente les resultaba rentable. Hay que tomar muchas decisiones sobre sus competencias.