El 42% de los ejecutivos conoce la existencia de fraude en sus empresas
19/03/2014
Según la encuesta anual sobre fraude realizada por Ernst & Young

 Fuente:  http://www.equiposytalento.com

La encuesta anual sobre fraude realizada por Ernst & Young a un total de 3.000 consejeros, ejecutivos, directivos y miembros de sus equipos en más de 36 países revela que el 42% de los encuestados conoce la existencia de algún tipo de información financiera irregular dentro de su empresa.

Asimismo, también muestra que muchas compañías permanecen ciegas ante los riesgos de fraude, soborno y corrupción que existen. Aunque una gran cantidad de directivos piensa que las prácticas irregulares son problemas a los que sólo se enfrentan otras empresas u otros sectores que no son los que ellos representan. De hecho, afirman que "todo el mundo lo está haciendo, pero no en su empresa".

Los directivos tienen la percepción de que el soborno y el fraude continúan extendidos en una gran cantidad de mercados. Por ello, uno de cada cinco encuestados tiene constancia de manipulación financiera en sus sociedades. De hecho, un 57% de los ejecutivos cree que el fraude, el soborno y la corrupción se han generalizado en sus respectivos países.

Muchas empresas están ejerciendo una gran presión hacia los directivos y sus equipos, a través de los sueldos y las bonificaciones, con la intención de que incrementen los resultados, exagerando las ventas y minimizando los costes, conforme a los objetivos de inversores y accionistas, por lo que en muchos casos se ven obligados a adoptar conductas poco éticas, entre las que se incluyen la corrupción o el soborno, con la finalidad de dar respuesta a dichas presiones.

Cabe resaltar que las compañías, principalmente de los mercados maduros o desarrollados, tienen severas políticas anti-corrupción de las que los empleados en teoría son plenamente conscientes. Pero estos programas no están siendo lo suficientemente eficaces.

De hecho, el problema radica en la comunicación de los mismos, puesto que el 67% de los altos directivos piensa que las políticas de cumplimiento sobre el fraude, el soborno y la corrupción han sido comunicadas, mientras que sólo el 44% del resto de los empleados piensa lo mismo.

Además, otra de las causas del incumplimiento de los programas contra el soborno y el fraude es que uno de cada seis encuestados cree que éstos perjudican seriamente sus competencias, es decir, que si se ajustan a los programas de cumplimiento no perciben las compensaciones salariales que los inversores están dispuestos a darles a cambio de presentar unos resultados mejores de lo que realmente son.

Corrupción en España
Los resultados para nuestro país indican que el 65% de los ejecutivos cree que la corrupción está muy extendida, frente al 57% en el resto de países. Hay que resaltar que en esta respuesta ha influido que el 82% considera que en los próximos 12 meses las compañías españolas tendrán fuertes dificultades económicas.