6 razones para pasarse al cloud computing
27/10/2014
El cloud computing no es una moda pasajera, ha venido para quedarse y establecerse como el siguiente paso evolutivo en la gestión de servicios TIC.

Fuente:  www.negocios.com

Las soluciones basadas en cloud no son algo nuevo. Llevan tiempo intentando abrirse paso, pero grandes empresas y pymes se resisten al cambio. Pero el cloud computing no es una moda pasajera, ha venido para quedarse y establecerse como el siguiente paso evolutivo en la gestión de servicios TIC. Gonzalo Trigo, Director del Área de Sistemas de la consultora tecnológica VASS ofrece las 6 principales razones por las que las empresas deben dar un paso más allá para implantar estas novedades tecnológicas.

Poco a poco, algunas empresas van migrando a lo que se conoce como la “nube”, y experimentan así sus grandes ventajas. “Es una tecnología realmente beneficiosa tanto para pymes como para grandes empresas. A las primeras les puede ayudar a ahorrar tiempo y dinero, y a las segundas a emplear mejor su presupuesto de tecnologías de la información”, explica Gonzalo Trigo, Director del Área de Sistemas de VASS.

Con la migración a la nube las empresas dejan de preocuparse por cuestiones como el espacio físico, la infraestructura eléctrica o las condiciones logísticas, y pasan a disfrutar de un mejor aprovechamiento del tiempo y el espacio, unos gastos más asequibles y un entorno más seguro para sus datos. Aunque son muchas las ventajas del cloud computing, Gonzalo Trigo de VASS ha destacado las 6 principales que justifican el paso a la nube.

Consigue más por menos.

La clave de este aspecto del cloud computing es el pago por uso. Mientras que con otras tecnologías el cliente se ve obligado a contratar packs con recursos y herramientas que no usará, en este caso solo se pagan los servicios que se necesitan, abaratando así muchísimo la inversión.

Un entorno más seguro.

La nube añade seguridad gracias al almacenamiento de datos fuera de las instalaciones. La falta de límites físicos permite duplicar datos y servidores para aumentar la seguridad. Además, posibilita un control de 24 horas, 7 días a la semana y disminuye la posibilidad de accesos por parte de los hackers o virus a los servidores centrales y ordenadores.

Self service.

La posibilidad de contratar únicamente las herramientas que te interesan es una de las grandes ventajas del cloud computing. Una empresa puede escoger un enfoque mixto, transfiriendo a la nube las aplicaciones menos críticas y manteniendo en el servidor el resto. Otra puede decidir hacer el cambio paulatinamente, pasando al cloud computing todos sus elementos pero poco a poco. Y desde luego también se puede hacer un traspaso total. Esta flexibilidad hace de esta tecnología una gran opción para cualquier tipo de negocio, independientemente del sector en el que trabaje y del tamaño de la empresa.

Facilidad de control.

La tecnología cloud ofrece paneles de control que permiten centralizar la gestión de todo el software. Desde estos, se puede monitorizar el uso de las distintas herramientas, su funcionamiento e incidencias, así como crear recursos nuevos en función de las necesidades, gestionar cuentas y ajustar el alcance de las herramientas, y todo ello en tiempo real.

En cualquier momento y cualquier lugar.

Con el cloud computing los requisitos de TI se reducen al mínimo, así como los de almacenamiento físico, proporcionando un importante ahorro y eliminando los límites de almacenamiento y procesamiento que existían hasta ahora en los servidores físicos. Además, la información alojada en la nube permite a los usuarios acceder en cualquier momento a los archivos, desde cualquier lugar y utilizando cualquier dispositivo. Los datos ya no están atrapados en un solo equipo.

Facilidad de colaboración.

Esta facilidad de acceso a cualquier archivo, abre la posibilidad de compartir información, y permite a diferentes personas trabajar en un mismo documento maestro. Los administradores pueden limitar el acceso a cada usuario asegurándose así de que la información esté siempre centralizada, actualizada y protegida.