Nace un nuevo gigante europeo de TI fruto de la unión de Siemens y Atos Origin
17/12/2010
La consultora adquiere la división SIS de la firma alemana y a cambio esta se convierte en accionista estable de la primera. Se crea un grupo con un volumen de negocio de unos 8.700 millones de euros.

Fuente:  www.channelpartner.es   Fecha:  17.12.2010

Atos Origin y Siemens han anunciado su intención de constituir entre ambas una asociación estratégica global. Para ello, el proveedor alemán aportará su deficitaria división de tecnologías de la información Siemens IT Solutions and Services (SIS) que será adquirida por la consultora a cambio de 850 millones de euros y que conllevará la reducción de la plantilla en unos 1.750 empleados (650 puestos de Alemania). Por su parte, Siemens se convertirá en accionista estable de la firma francesa con una participación del 15% durante al menos cinco años. La transición (que se espera esté finalizada a principios de julio de 2011) dará lugar a un grupo con un volumen de negocio proforma en el presente ejercicio de unos 8.700 millones de euros, y 78.500 empleados en todo el mundo.

Como parte de la operación, la multinacional germana ha suscrito un contrato de outsourcing de siete años de duración y un importe de 5.500 millones de euros por el cual Atos le prestará servicios gestionados e integración de sistemas. Así las cosas, la nueva compañía resultante estará a cargo de la mayor plataforma de servicios de externalización del viejo continente y tendrá una posición inigualable para desarrollar servicios de cloud computing, y soluciones de integración de como Consolidation & Harmonization, Energy o PLM, así como para mejorar significativamente sus actividades basadas en transacción y pagos electrónicos.

Se espera que la nueva corporación genere un crecimiento de los ingresos en línea con el mercado en 2011, con un margen operativo del 6%. También se prevé que los ingresos para 2013 se sitúen entre los 9.000 y los 10.000 millones de euros (un margen de entre el 7 y el 8%). A tal fin, cada compañía se ha comprometido a invertir 50 millones de euros para desarrollar conjuntamente nuevos productos y soluciones. Igualmente, ambas partes se beneficiarán en cuanto a clientes, servicios y ubicación geográfica, estando presentes en 42 países.