El "narcorradar" de Cíes vigilará hasta 100 kilómetros mar adentro
23/11/2011
Indra, la adjudicataria del contrato de Interior, ya ha concluido la obra civil en tierra

Fuente: www.farodevigo.es   Fecha: 23.11.2011

La instalación del narcorradar en Cíes afronta su última fase. La entrada en funcionamiento estaba prevista para después de este verano, pero ayer Indra –la adjudicataria de la obra encargada por el Ministerio de Interior– situó la activación del sistema de vigilancia a finales de este año. A partir de ese momento, el ámbito marítimo comprendido entre A Guardia y Cíes será observado por un radar capaz de cubrir hasta 100 kilómetros de distancia de la costa y con una gran nitidez gracias a unas cámaras diurnas de última generación y otras de infrarrojos de elevada precisión nocturna. Las imágenes que capte se visualizarán en una red de monitores ubicada en la Comandancia de la Guardia Civil en Pontevedra. Entre sus principales cometidos está la detección de tráficos ilegales como los generados por el narcotráfico y furtivismo, y la coordinación de operaciones de salvamento marítimo.

Indra inició las obras en el archipiélago vigués a principios del mes de abril. Consistieron en el soterramiento de 2.600 metros de tubería para llevar el suministro energético desde la zona del camping, en cuyo entorno se ubica la "central eléctrica" de la isla, hasta el faro, el lugar elegido para montar el radar. Según la empresa, esta fase del proyecto, la llamada "obra civil", ya está concluida, y no serán necesarios nuevos trabajos in situ hasta que se produzca el montaje definitivo de los equipos.

Envío a Galicia

"En estos momentos se sigue trabajando en fábrica", apuntaron desde Indra. Esta es la razón por la que los responsables del Parque Nacional creían que la actuación estaba paralizada, habida cuenta de que desde hace meses no han visto a nadie de la empresa en la isla. "La clave del proyecto es el radar y los sistemas que lo acompañan. Todo esto se hace en fábrica, donde se montan los equipos y se prueban antes de enviarlos a Galicia", añadieron desde la multinacional, una de las principales de Europa en el mercado de las empresas TI (Tecnología de la Información).
El traslado de todos estos equipos a la isla se producirá a finales de este año, cumpliendo así la fecha comprometida para la entrega de la obra. Será entonces cuando el potente radar comience a vigilar la costa sin esperar a que concluya la instalación de los otros dos previstos en Ons y Sálvora, que junto con el de Cíes conforman el despliegue en las Rías Baixas del Sistema Integral de Vigilancia Exterior (SIVE), un complejo de observación marítima similar al que opera en el Estrecho de Gibraltar. El coste total de este sistema se eleva a 7,4 millones de euros.