"El negocio no es Wall Street sino Silicon Valley"
20/02/2012
El nerviosismo envolvía toda la sala. Tratar de convencer a un inversionista de que determinado proyecto es ideal para inyectarle capital por su alto potencial no es tarea sencilla, y menos si la presentación debe realizarse no ante uno sino frente a cinco reconocidos inversores ángeles. Que esas ideas que hoy todavía no lograron plasmarse en una empresa ciento por ciento lograrán ser exitosas fue el mensaje que trataron de plasmar los emprendedores de Agroads, Movizen y Wo! durante el panel “Conecta inversores” que se llevó adelante en el 1º Día del Emprendedor Rosarino.

Fuente:  www.lacapital.com  Fecha: 20.02.2012

 Los emprendedores casi siempre necesitan de inversores para poder dar el salto y comenzar a hacer realidad sus proyectos. Si bien no siempre el primer paso es conseguir efectivo —muchas veces hay que arrancar contactándose con expertos para ajustar el plan de negocios— podría decirse que el tema de capitalizarse desvela a las mentes inquietas que le están dando forma a un nuevo emprendimiento.

Durante el encuentro, que fue organizado por la Municipalidad de Rosario y Endeavor, Daniel Rodríguez (Agroads), Fernando Tonella (Movizen) y Martín Omedes y Guido Weber (Wo!) contaron sus proyectos pero todos los emprendedores que participaron del panel y los asistentes escucharon atentamente las devoluciones de los inversores.

Lisandro Bril, managing partner Ax Ventures y gestor del Pymar Fund, quien cuenta con más de 30 años de experiencia en consultoría de dirección, búsqueda de ejecutivos y desarrollo de negocios y brindó algunos tips para que los emprendedores tengan en cuanta cuando salen a la caza de inversores.

—¿Qué debe tener en cuenta un emprendedor a la hora de presentarse ante un posible inversor?

—En tres minutos tiene que contar quiénes son, qué oportunidad de negocio van a capturar, que básicamente tiene que ser una oportunidad grande para ser una empresa que facture unos 20 ó 30 millones y pueda obtener patentes en tres o cuatro años, y con eso decir cuánta plata necesitan para poder ejecutar su proyecto. Finalmente, lo importante es la calidad del equipo, acá en Rosario mi primer proyecto de inversor fue uno de los más exitosos como inversores en más de 40 compañías. Fue en Amtec.net de calle Dorrego (que luego se transformó en Neoris), que tuvo cuatro fundadores: Martín Méndez, Andrés Montefeltro, Adolfo Rouillon y José Manuel Robledo. Invertí 200 mil dólares en esa compañía cuando nadie creía, más que el abuelo de Martín. En tres años construimos una compañía de 250 programadores en Argentin a, Brasil y Chile y hoy Neoris factura 500 millones de dólares al año. La clave son las personas, que piensen desde Rosario para escalar rápidamente no sólo en Argentina sino en Brasil y, eventualmente, el mundo.

—¿Cómo moverse en este mundo tan convulsionado financieramente?

—Está lleno de oportunidades. Nosotros no estamos en el negocio de Wall Street, estamos en el negocio del Silicon Valley en donde hay que invertir en talento que sea innovador. Hay oportunidades que son muy grandes y Rosario está espectacularmente posicionada para ser parte de esto. Por ejemplo, ser emprendedor Endeavor que hace que una empresa valga por lo menos 10 o 15% más, porque está validado por el mundo.

—¿En donde está puesta la mirada de los inversores?

—En todo lo que sean aplicaciones para Internet en celulares, sea para videojuegos o software, que apuntan no a 40 millones de argentinos sino a 300 millones de brasileros y el resto del mundo. Argentina en esto compite bien porque es innovadora. Hay que mirar a los que ya lo han hecho y sacar las mejores prácticas de ahí.