¿No puedes cambiar a tu líder? Cambia la manera en que lo sigues
28/02/2011
Considera los siguientes hallazgos de Hay Group:

Fuente: http://es.globedia.com  Fecha:  28.02.2011

En su amplia mayoría, el material de liderazgo que investigo pone énfasis en hablar del líder, pero ¿qué rol juega el seguidor en la calidad del liderazgo?

Hace un tiempo leí en la HBR un artículo de Li Xin Bai, que suma valor a esta cuestión. Para ser sincero, el único aporte que le encontré a la nota es que me ayudó a reflexionar sobre este aspecto poco atendido del liderazgo: la responsabilidad del seguidor. El seguidor tiene una tarea que realizar en pos del un liderazgo efectivo. Así que aquí lo traduzco con algunas libertades, esperando leer tus comentarios sobre cuál es el papel a jugar por el seguidor en la creación de un liderazgo efectivo:

Considera los siguientes hallazgos de Hay Group:

Una investigación realizada en todo el mundo muestra que el liderazgo contribuye al 70% del clima laboral, mientras que el clima laboral contribuye al 30% del rendimiento corporativo. Por lo tanto, el liderazgo puede ejercer una influencia directa en el 21% de rendimiento organizacional.

En las empresas chinas se encontró que el 19, 1% de los directivos son líderes de alto rendimiento, un 9, 8% líderes inspiradores, el 13, 4% líderes que no crean ningún valor evidente, y el 57, 7% líderes que lo que consiguen es desalentar a sus colaboradores. Es decir, el 70% de los directivos... o no suman o desalientan a la gente.

La primera conclusión refuerza el impacto significativo que tiene el liderazgo en el desempeño organizacional. Pero la segunda conclusión nos dice que el desarrollo del liderazgo en las empresas chinas tiene un largo camino por recorrer [y creo que no sólo en China].

Como seguidores, el estilo de nuestro líder es un hecho difícil de cambiar. Pero podemos ayudar a resolver el problema que esto plantea ajustando nuestro propio estilo de trabajo [e interacción con él]. Ser capaz de clasificar el tipo de líderes con los que estoy trabajando me ayudó a encontrar maneras más eficaces de relacionarme con ellos.

Basado en mi experiencia – una reunión con dos o tres directores generales a la semana durante los últimos cinco años – puedo ubicar a los líderes en una de las tres categorías siguientes:

Líderes Sol: La esencia de este tipo de líder es su estilo emprendedor, y así como la naturaleza del sol es iluminarlo todo, este líder toma la iniciativa y se involucra en todo. Sus colaboradores son supervisados de cerca. Este líder siente que si no se involucra pierde el control. Si te toca seguir a un líder con este estilo necesitas ser consciente de esta sensación y tenerla en cuenta. Al trabajar con un líder de esta clase, tu empatía es clave. La sugerencia es incluirlo en trabajos en los que pueda demostrar su habilidad ya que quiere ser útil. Invitalo a sumarse (de todas manera lo hará). Apoyará tu tarea si participa. Al aprovechar su experiencia y sus ideas, facilitará tu propio trabajo.

Líderes Luna: Así como la luna refleja la luz del sol, un líder-luna refleja la luz de sus empleados. Es una mentalidad más abierta y de confiar más en su gente. Sólo cuando te pierdes – como quien se desorienta al caminar por una senda en la oscuridad de la noche – este líder pasa al frente para arrojar luz sobre lo que él piensa que debes hacer. Este tipo de liderazgo abre espacio para el desarrollo de los empleados. Sin embargo, la confianza entre los seguidores y esta clase de líder requiere de "inversión oportuna en mantenimiento". Cuando este líder da un paso al frente, hay que estar (como seguidor) dispuesto a responder a las preguntas y abrirle toda la información del proyecto que tengas entre manos para que lo revise.

Líderes Estrella: Los líderes de este tipo sólo indicarán una dirección a seguir, como las estrellas. Sus equipos, sin embargo, todavía necesitan una fuente de luz, así que los líderes estrella necesitan seguidores que pueden intensificar su luz e iluminar el camino para otros. Sólo los líderes con gran sabiduría tienen la confianza necesaria para ser estrella. Su empoderamiento muestra un alto reconocimiento de tus capacidades. Este tipo de liderazgo sólo funciona cuando el líder ha construido un equipo capaz de funcionar con un mínimo de supervisión. Como seguidor de este tipo de líder, tienes una gran plataforma, pero necesitas demostrar en cada paso que te mereces la confianza que te han dado.

Cada uno de nosotros es a la vez líder y seguidor. Reflexionar desde ambas perspectivas puede iluminarnos estrategias posibles para mejorar cada uno de estos roles y por ende el desempeño de toda la organización.