Nuevas ideas para PricewaterhouseCoopers
23/02/2012
Con más de 100 años de historia, la firma de consultoría y auditoría renueva su liderazgo y enfrenta sus retos con nuevas ideas

Fuente: http://excelsior.com.mx  Fecha: 23.2.2012

Con más de 100 años de trayectoria en México, la firma PricewaterhouseCoopers (PwC) tendrá en julio un nuevo socio director: Carlos Méndez.
Durante una entrevista con Excélsior, el ejecutivo sostiene que la compañía “no se duerme”, por lo que impulsarán nuevos servicios para satisfacer las necesidades de sus clientes.
“Enfocada al mundo de los negocios, ya que audita, asesora en asuntos legales o fiscales y brinda consultoría en casos de crisis a las empresas, PwC quiere atraer nuevos clientes, así como talento humano para impulsar sus operaciones”, explica Méndez.
Pero en un mundo en constante cambio, los retos son vastos: la firma compite con otras consultoras y auditoras, empresas para las cuales los últimos años han sido de pruebas, pues son ellas quienes deben dar soluciones cuando una firma está en crisis, tal como ocurrió en 2008 con los instrumentos financieros derivados.
También deben brindar asesoría al momento en que los empresarios ven oportunidades para salir de compras.
De ahí que Méndez considera que al mercado “hay que atacarlo con nuevas ideas”, y en PwC están creando un equipo nuevo, de hasta 170 personas, para responder a las necesidades de las compañías.
Según el ejecutivo esto incluye desde servicios para disminuir los riesgos cuando se audita alguna empresa, hasta otros enfocados a las valuaciones de las mismas. Inclusive, servicios de consultoría en casos de contabilidades complicadas, como fue el caso de los instrumentos financieros derivados (manejo de dólares) que afectaron las finanzas de varias compañías, pues no se tenían conocimientos precisos sobre su contabilización.
De acuerdo con el futuro socio director, PwC ve mayores oportunidades para este tipo de servicios en el sector financiero, gobierno, infraestructura y salud.
México, una apuesta
Para la firma especializada en consultorías y auditorías, nuestro país está entre los 21 de mayor peso, cifra significativa si se considera que tiene presencia en 158 mercados, por lo que para Méndez estar al frente de la división es trascendental: “el mundo se está moviendo rápido, si te duermes un poquito te vas rezagando”.
En entrevista, el ejecutivo habla sobre su trayectoria.
A los 18 años entró a trabajar a PwC. Fue su primer y único empleo, por lo que ahora, cuando le preguntan si tendrá más trabajo, solamente bromea: “Al día ya no le puedo exprimir más jugo”.
“Normalmente las carreras de los socios son así de largas, entras joven, vas creciendo paulatinamente en cada categoría y alrededor de los 35 años de edad llegas a ser socio. De ahí te quedan otros 25 años de vida útil. Todos nos jubilamos obligatoriamente a los 60 años”, cuenta Méndez.
En estos años de experiencia, platica el futuro socio director, lo más complicado fue cuando auditaban bancos e instituciones financieras, pues son muy demandantes.
Aunque reconoce que el mundo de los negocios en México se ha transformado por completo, principalmente desde 2000.
“Creo que los cambios que hubo en los primeros 25 o 30 años de mi carrera no han sido tan drásticos como los de los últimos diez años”, explica.
Sin embargo, en su opinión, en este momento “hay un panorama halagador, positivo desde el punto de vista de negocios. Veo que las grandes empresas están teniendo utilidades por arriba, incluso, de lo que ellas esperaban”.
Pese al crecimiento de dichas compañías, su preocupación es que la riqueza “no está llegando a la gente pobre. Nuestra clase media si se está ensanchado, pero hay una de muy bajos recursos que no está viendo esos beneficios”.
Vale señalar que uno de los problemas que enfrentan los corporativos mexicanos para crecer y mejorar este factor es la falta de talento.
A pesar de la inestabilidad del mercado actual, gran parte del sector de servicios planea aumentar su fuerza de trabajo.
“Sin embargo, las organizaciones se enfrentan a la falta de talento y personal apropiado para crecer en los próximos años”, reveló una encuesta de PricewaterhouseCoopers International que se dio a conocer hace unas semanas.
Elecciones, un punto a favor
Otro punto que considera relevante para los negocios en México son las elecciones.
Según Méndez, actualmente los tres candidatos a la presidencia tienen 33 por ciento de probabilidades de obtener su lugar en Los Pinos, y “dependiendo de quién llegue a ganar pudiera cambiar la forma en que vemos los negocios”.
Y aunque la violencia sí ha obligado a los inversionistas a pensar en sus inversiones en nuestro país, el ejecutivo dice que otros mercados con este fenómeno han logrado crecer, tal es el caso de Brasil o Colombia.
Méndez sostiene que para que nuestra nación crezca al ritmo de otras economías emergentes, debe enfocarse en la competitividad de sus corporativos, así como en reformas como la energética, laboral y fiscal.
Pero la clave para ir al alza está en contar con un plan de largo plazo, tal como ha hecho China, a quien califica como “monstruo económico”.
Este país asiático “está creciendo a pasos agigantados, tiene un plan a largo plazo. Todo mundo se alinea para que las cosas caminen hacia allá. Si tuviéramos algo así, tendríamos un mejor camino”, asevera.
De acuerdo con Méndez, nuestro país no es ajeno a lo que sucede en el mundo, así que los problemas en Europa también le afectan, pues directamente tienen un impacto en Estados Unidos, nuestro principal socio comercial.
Por esta razón, dijo, en la eurozona se requiere unión, un bloque fiscal para que el problema financiero de la región y del mundo se pueda solucionar.
Mientras Méndez toma la dirección de PwC, en julio, en sustitución de Javier Soní, comenta que en un cargo de esa naturaleza y en su trabajo de más de tres décadas, lo principal es mantener el equilibrio entre lo profesional y el ámbito familiar, pero también “tienes que estarte preparando constantemente”, agrega.