Nuevas regulaciones no deben limitar 
a la banca: pwc
28/09/2012
Si bien es difícil que los bancos en el mundo puedan medir de forma correcta el impacto de las nuevas regulaciones locales e internacionales, las empresas financieras deben evitar sobredimensionar los efectos con el fin de no limitar el crecimiento y el desarrollo del negocio, recomendó la consultora pwc.

Fuente:  http://eleconomista.com.mx 

“Por difícil que sea el interpretar y recalibrar las nuevas realidades del orden económico, existe el riesgo de sobredimensionar las formas regulatorias, así como de transferir condiciones económicas a las áreas de fijación de precios y la administración de las carteras dentro de los bancos”, consideró la consultora en un análisis.

En México, tanto los bancos como la autoridad bancaria han indicado que existe fortaleza financiera en el sector, lo que se refleja en un índice de capital promedio de 16 por ciento.

Jaime Ruiz Sacristán, presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), consideró recientemente que la solidez de capital de los bancos es suficiente para hacer frente a las nuevas reglas de Basilea III y que el crédito que se otorgue está más en función de las estrategias de cada banco y de las condiciones económicas que de la regulación.

Sin embargo, la Unión de Instituciones de Entidades Financieras Mexicanas ha comentado que, con Basilea III, se están creando reglas no adecuadas a la realidad de la banca nacional, por lo que podría tener un efecto negativo en las finanzas de los bancos más pequeños.

La consultora pwc considera que los bancos mejor capitalizados son los que tienen una menor presión en cuanto a los costos de la cartera de crédito que los bancos más pequeños, los cuales en muchos de los casos tienden a deshacerse de activos que en el largo plazo les será más complicado reunir.

“Es más difícil cuando no son lo suficientemente rápidos para ajustar el capital a los requerimientos y necesitan hacer más severas las decisiones. Por ejemplo: reducir las líneas de negocio que, si bien tienen un atractivo desde un punto de vista, desde una perspectiva estratégica a largo plazo son difíciles de justificar”, indicó pwc.

Por ello, recomendó a esos bancos que están más restringidos de capital realizar un análisis de costo-beneficio sobre las operaciones programas administrativos que se están llevando a cabo dentro del banco, con el fin de maximizar el rendimiento de los ingresos.

Asimismo, mencionó que la áreas de planeación deben replantearse la conveniencia de tener una amplia gama de productos financieros que el cliente no está demandando y distinguir aquellos que el mercado está pagando y apreciando, con el fin de disminuir costos operativos y de inversión.

“Éste es, sin duda, un tema importante en muchos aspectos de la reforma de la industria. Y un comentario general: en la crisis, los bancos tuvieron una borrachera de elaboración de productos, ornamentación y marketing agresivo”, consignó pwc.