Nueve de cada diez empresas aseguran que incrementarán o mantendrán sus inversiones en sostenibilidad, según un estudio
20/06/2012
Nueve de cada diez empresas aseguran que incrementarán o mantendrán sus inversiones en sostenibilidad, y más de la mitad lo ven como una oportunidad de negocio, según se desprende de un estudio realizado por Ernst & Young difundido con motivo de la Cumbre de Río+20 que comienza este miércoles en Brasil.

Fuente:  http://noticias.lainformacion.com

Nueve de cada diez empresas aseguran que incrementarán o mantendrán sus inversiones en sostenibilidad, y más de la mitad lo ven como una oportunidad de negocio, según se desprende de un estudio realizado por Ernst & Young difundido con motivo de la Cumbre de Río+20 que comienza este miércoles en Brasil.

El documento constata "el aumento significativo" del impacto de aquellos asuntos relacionados con la sostenibilidad en el área financiera de las compañías y en las principales áreas de negocio corporativo. Este hecho se debe, según el estudio, a que las grandes compañías están tomando decisiones para anticiparse a una reducción al acceso de materias primas, incluido el agua, en los próximos tres-cinco años, una circunstancia que consideran va a afectar directamente a su 'core business'.

El informe también desvela las principales tendencias en materia sostenible que en las que trabajan las grandes compañías. En primer lugar, cita la transparencia y subraya los trabajos realizados en los informes integrados; seguido del aumento del peso de los directores financieros en los proyectos de sostenibilidad, tanto por su implicación en informes integrados como por el peso que están tomando en las valoraciones de las empresas este tipo de iniciativas.

En este sentido, el 65% de los directores financieros aseguran que están envueltos en proyectos de este tipo; el 80% asegura que están convencidos de que este tipo de iniciativas les proporcionarán nuevas oportunidades de negocio; para el 74% la reducción de costes es el principal objetivo de sus programas de sostenibilidad; y el 66% confirma que han aumentado las peticiones de información por parte de accionistas e inversores sobre los riesgos para la empresa relacionados con el impacto en materia sostenible.

Por otro lado, el estudio señala que el 55% de los ejecutivos considera que inversores y accionistas miran de cerca los rankings para valorar las iniciativas en materia de sostenibilidad, de ahí la relevancia que le conceden a este tipo de informaciones.

Otra de las tendencias del informe indica que, a pesar de la incertidumbre regulatoria, la petición de informes relativos a la huella de los gases de efecto invernadero sigue siendo muy relevante, a la vez que hay un creciente interés en los temas relacionados con el agua. Así, el 76% publica informes periódicos sobre sus emisiones, y otro 16% planea comenzar a hacerlo en los próximos cinco años; mientras que el 62% publica informes sobre el uso que realizan del agua y más de la mitad tiene como un objetivo prioritario la reducción de su huella ecológica, sobre todo, en lo relativo al agua.

Otro aspecto radica en que los empleados están aumentado la presión por las políticas de sostenibilidad, por detrás de los consumidores y por encima de los accionistas. Además, existe un aumento de la preocupación por la inminente escasez de recursos ya que se prevé que, en los próximos 18 años, la clase media a nivel mundial pasará de los 2.000 millones de personas a 4.900 millones.

A juicio del director del área de Cambio Climático y Sostenibilidad de Ernst & Young en España, Tomás Pastor, "las iniciativas de sostenibilidad se están integrando en el tejido empresarial de la mayoría de las grandes empresas".

"Sin embargo, no se deberían medir por la misma óptica que otros proyectos, dado que éstos pueden proporcionar beneficios económicos, pero también beneficios intangibles ligados a la reputación corporativa que impactan directamente en los grupos de interés, y que deben tenerse en cuenta a la hora de valorar el retorno de la inversión. Por este motivo, las grandes compañías están aumentando de forma relevante su apuesta por los proyectos de sostenibilidad, anticipándose también a los riesgos que pueden venir y que, de no actuar, podrían incluso, poner en juego la viabilidad de la propia empresa", concluye.