El nuevo agujero en las cuentas de Bankia: los créditos fiscales
14/05/2012
Los auditores de BFA, matriz de Bankia, advierten a la entidad que ha contabilizado créditos fiscales por valor de 2.465 millones. Sin visos de lograr suficientes beneficios, Deloitte alerta de que estos créditos no deberían activarse, según cita El País.

 Fuente:  www.cincodias.com  Fecha: 14.05.2012

La auditoría de las cuentas de BFA sigue enredando, aún más, la madeja. Si primero fue la recomendación de rebajar el valor contable de Bankia desde los 12.000 millones que tiene reflejado en libros, hasta los 8.500 (es decir, un agujero de 3.500 millones), ahora llega la advertencia sobre la activación de unos créditos fiscales por valor de 2.465 millones, según informa El País. Un escudo fiscal que, de acuerdo a Deloitte, difícilmente podrá aprovechar la matriz de Bankia dadas las anémicas perspectivas de beneficios.

Si los beneficios bajan o son inexistentes, lo mismo sucede con la cuota sobre la que se aplica el crédito fiscal. Por tanto, Deloitte recomienda desactivar este escudo fiscal del balance, o en su caso, aplicarlo sobre el patrimonio.

El patrimonio de la entidad asciende a 3.515 millones. Es decir, si se cumpliera esta exigencia de Deloitte se dejaría el patrimonio de la matriz de Bankia en poco más de 1.000 millones, sin contar, eso sí, con los 4.465 millones de participaciones preferentes del Estado que se convertirán automáticamente en capital.

Según la información de El País, BFA ha contabilizado activos fiscales de diferente tipo, es decir, impuestos que prevé ahorrarse en el futuro pero que figuran ya como un activo real, por un montante total que asciende a 2.923 millones, de los que 2.465 millones se contabilizan como impuestos anticipados, según las cuentas de la entidad.

La mayor parte de este dinero proviene de las "insolvencias de créditos" y de las "pérdidas por deterioro contabilizada sobre activos financieros". Ambas suman 2.000 millones. También se añade las "pérdidas por deterioro de activos materiales e inmateriales" y las "minusvalías de activos financieros disponibles para la venta".