El número de tarjetas en circulación aumenta por primera vez en España desde 2008
11/12/2014
El eCommerce ha duplicado su volumen de negocio en España en los últimos cinco años

Fuente:  www.computing.com

La cuarta edición del ‘Informe Tecnocom sobre Tendencias en Medios de Pago 2014’ ha sido presentado por la multinacional TIC y la consultora Analistas Financieros Internacionales (Afi). El estudio analiza la evolución de los medios de pago en España y en seis países de América Latina : Brasil, Colombia, Chile, México, Perú y República Dominicana.

El Informe destaca el primer incrementodel número de tarjetas en circulación en España desde que se inició la crisis en 2008. Así, en 2013 se contabilizaron 940.000 tarjetas más en circulación, un 1,1% más que en el año anterior. Este incremento se debe, según los expertos, principalmente a dos factores: las mejores expectativas sobre la economía española y la finalización de la reestructuración bancaria. Las tarjetas de crédito son las que lideran este aumento, con un 4,7% más hasta alcanzar un total de 43,3 millones; en detrimento de las de débito, que disminuyeron en un 3,9%, hasta los 69,7 millones. En conjunto, en 2013 el número de operaciones realizadas con tarjetas aumentó en España un 3,6%, mientras que en América Latina el plástico se utilizó en el 71,6% de las transacciones electrónicas, convirtiéndose en el instrumento de pago más utilizado, después del efectivo.

España es, junto con Brasil, el país donde más usuarios prefieren utilizar la tarjeta para todo tipo de pagos, aunque México ha dado un gran salto en este sentido. Según los expertos, es muy posible que los cambios normativos recientemente aprobados, como es el caso de los límites a las tasas de intercambio, supongan un gran incentivo para el mayor uso de la tarjeta para pagos de menor importe o en eCommerce, en el que la sencillez y seguridad del método de pago se hace fundamental para ser elegido por los usuarios.

Respecto al comercio electrónico, España ha duplicado su volumen de negocio en los últimos cinco años. El estudio revela que en España, los medios de pago más utilizados en las compras por Internet son las tarjetas de débito, en un 40’6%, y el sistema PayPal, en un 29’2% de los casos. En América Latina, por el contrario, se utiliza más la tarjeta de crédito que la de débito para los pagos por Internet, cuadruplicando su volumen de negocio en comercio electrónico en los seis países latinoamericanos analizados.

En contraposición al aumento del comercio electrónico, el informe revela una caída del uso de los cajeros automáticos en España. En 2013 se retiraron 109.200 millones de euros, una cifra equivalente en términos nominales a la alcanzada en 2006, antes de la crisis económica. Y a pesar del crecimiento del pago móvil, éste no ha conseguido consolidarse como alternativa a otros medios de pago electrónico.

Javier Rey, director general de Banca y Seguros de Tecnocom, ha declarado que “el sector bancario es el que más tiene que lanzarse a invertir en nuevos medios de pago, pero de forma razonable, ya que aún no se sabe qué sistema va a ser el que impere en este sentido”. Por ello, Rey incidía en la importancia de adquirir sistemas compatibles con diferentes métodos. “A nivel nacional, La Caixa, BBVA o Banco Santander son algunas de las entidades que más están haciendo por avanzar en este sentido. A nivel internacional, el surgimiento de Apple Pay, que todavía no ha llegado a España, puede dar sorpresas”, ha añadido el director.

El Indicador Tecnocom de medios de pago electrónico permite comparar el nivel de desarrollo de los países analizados según el grado de utilización de los diferentes instrumentos de pago. Los resultados indican que España sigue siendo el país con mayor puntuación con respecto a America Latina, seguido de Brasil, aunque éste presenta un cierto estancamiento respecto al ejercicio anterior; a la cola se encuentra República Dominicana.

Álvaro Martín, director del Departamento Internacional de Afi, ha hecho una comparativa con Europa, en la que indicado que “Reino Unido es el país que va a la cabeza en digitalización del pago”. “Aunque España ha sido de los primeros países en empezar a adaptar sus sistemas a las normativas, aún le queda mucho por avanzar respecto a sus vecinos europeos”, ha concluido.