Oliver Wyman pone en marcha la tercera fase del examen externo a la banca previa al rescate
02/08/2012
Deloitte, E&Y, KPMG y PwC, las cuatro grandes auditoras encargadas de analizar la cartera crediticia de catorce bancos españoles, concluyeron ayer su trabajo con la entrega de las pérdidas reconocidas, entidad por entidad, al Banco de España.

Fuente:  www.lavozdegalicia.es

Estas evaluaciones pasarán ahora a manos de la consultora Oliver Wyman, que ya participó en la primera fase de la auditoría externa, junto a Roland Berger, para someterlas al definitivo test de estrés, que hallará las pérdidas esperadas de los 14 bancos, sobre las que actuará el fondo de rescate, en el caso de aquellas entidades que no puedan provisionarlas con sus propios recursos.

¿Qué es lo que han averiguado las cuatro consultoras en sus auditorías individuales? Ni el Banco de España, ni las propias firmas han querido dar el más mínimo detalle de un trabajo que, básicamente, ha consistido en la clasificación de los créditos de las entidades y en determinar si el cálculo hecho por estas para sanear sus balances de acuerdo con los dos decretos De Guindos es correcto. «En teoría no debería de haber desfases importantes, aunque es posible que en algún caso se hayan localizado cosas irregularmente computadas», explican fuentes financieras. El Banco de España aclaró ayer tarde en un comunicado que los resultados no se publicarán «ya que solo constituyen una fase intermedia de todo el proceso». El órgano regulador reitera que los resultados de las pruebas de resistencia desagregadas completas se harán públicos en la segunda quincena de septiembre del 2012.

Todo este proceso de valoración forma parte de las condiciones del rescate europeo a la banca española por un máximo de 100.000 millones de euros, y servirá para establecer las necesidades de capital entidad por entidad.

La coordinación y supervisión de esta última fase del proceso, que ha sido vigilado y dirigido por la Comisión Europea, el BCE, la EBA y el FMI corresponde a una sexta consultora: Boston Consulting Group.