Otro año con el sueldo en barbecho
19/09/2011
Contención. Es el calificativo acorde con la tendencia retributiva en España. Los salarios seguirán creciendo, alrededor del 2,4%, eso sí, por debajo de la inflación, tal y como han aconsejado diversos organismos internacionales. Los expertos han fijado que 2011 cerrará con un IPC próximo al 3%. Diversos estudios realizados por consultoras, tras analizar los incrementos aplicados a las plantillas de las principales empresas españolas, reflejan moderación frente a los excesos de años pasados, cuando España era el país europeo con mayores subidas salariales.

Fuente :www.cincodias.com   Fecha:  19.09.2011

Desde el año pasado esta tendencia se ha ido corrigiendo y las empresas están incrementando los sueldos por debajo del coste de la vida, "lo que supone una buena tarjeta de visita de cara al exterior, sobre todo para ganar competitividad y dar una buena imagen", explica el socio de Mercer Rafael Barrilero.

La previsión para 2012, según se refleja en el Estudio general compensación total 2011, elaborado a partir de los datos aportados por 283 compañías, se prevé una gran homogeneidad en todos los niveles jerárquicos.

Los incrementos salariales para 2012 prevén homogeneidad en todos los niveles del escalafón, según el citado informe. El aumento para directores generales será del 2,5%, los directores de área y los mandos intermedios recibirán otro tanto de incremento, los técnicos y titulados, así como las fuerzas de ventas y el resto de empleados, un 2,6%.

Otro estudio, Mercado de retribución en España 2011, elaborado por la consultora Hay Group, habla de reactivación, tras las "contracciones ocurridas con carácter general en el mercado a lo largo de los últimos años". Todo esto, a pesar de la persistencia de factores como congelaciones salariales, reestructuraciones de empresas, expedientes de regulación de empleo y prejubilaciones, impacta tanto en la retribución fija de los empleados como sobre la remuneración global, donde se incluyen los conceptos de retribución variable. Alrededor del 11% de las empresas españolas ha congelado a lo largo de este ejercicio los salarios de sus plantillas. El nivel de estancamiento salarial afecta a toda la jerarquía, pero según la encuesta de esta consultora, incide especialmente en los de fuera de convenio. Esto es, alta dirección.

En esta misma línea, el informe de Mercer señala que este año hay un ligero aumento en los beneficiarios de la retribución variable a corto plazo y un aumento notable de los incentivos a largo plazo. "Esto puede explicarse por la salida de un alto número de ocupantes de las posiciones altas de las organizaciones, que normalmente disfrutan de estos elementos de compensación", señala Barrilero. Lo cierto, continúa este consultor, es que este tipo de remuneración ligada a resultados "está totalmente asentada en las empresas, y lo que se persigue es retener al profesional vinculándolo a objetivos a largo plazo". O dicho de otro modo: "Es una manera de decirle ahora no te puedo pagar pero dentro de unos años, cuando todo vaya mejor, sí voy a poder compensarte", explica Barrilero.

Con esta conclusión coinciden también los expertos de Hay Group. Según el director del servicio de información retributiva de la consultora, Jesús A. Atienza, "los sistemas de retribución variable que se han visto revisados a lo largo de los últimos años para hacer frente a los retos derivados de la crisis, ahora se adecuan mejor a las necesidades de las empresas". Este hecho, prosigue, "junto a lo que parece un tímido comienzo en la recuperación de los resultados empresariales y a un mayor ajuste en los presupuestos de las compañías, ha llevado a la retribución variable a mostrar un mejor comportamiento que en ejercicios anteriores".

Por sectores, según Hay Group, el de las tecnologías de la información es el que mayores subidas tiene: para operarios y administrativos, así como para técnicos y supervisores, un 2,8%; y para los mandos intermedios, un 3,4%.

Los técnicos y supervisores del sector energético incrementan su salario este año un 2,3%, los mandos intermedios y directivos, un 2%. La clase ejecutiva del sector de consumo es la que registra un mayor aumento, con un 3,4% de media, así como la del sector químico, que sube un promedio del 3,3%. Los operarios y administrativos del sector consumo suben su retribución un 1%.

En cuanto a los planes de retribución flexible, el estudio de Mercer refleja que el 26% de las empresas españolas cuenta con un plan de este tipo, mientras que en 2006 tan solo el 12% de las compañías disponía de esta fórmula retributiva. "Cada vez más empresas entienden la retribución flexible como fórmula para adaptarse a las expectativas en la compensación de los empleados, generando nuevas fórmulas de fidelización. Cuando no se pueden realizar grandes incrementos, es una forma de que los empleados obtengan beneficios fiscales y no supone ningún coste para la empresa", señala Rafael Barrilero.

Los beneficios han aumentado ligeramente en 2011. El 83% de las empresas que ha participado en esta encuesta ofrece seguro de vida a sus empleados, y el 80% cobertura en caso de accidente. Es de relevancia el hecho de que los seguros de salud hayan experimentado un incremento del 10% desde 2006, del 56% al 66% de este año. "Ha tenido un extraordinario crecimiento explicado por el bajo coste que supone para la compañía y el alto valor que representa para el empleado", dice este experto en planes de compensación.