Paradojas entre pesos y dólares
19/07/2011
El crecimiento de los agregados monetarios ya no llama la atención a los analistas del sector. Como ya se dijo en estas líneas, el BCRA cumple con sus generosas metas autofijadas.

Fuente:  www.ieco.clarin.com   Fecha:  19.07.2011

Pero, sin embargo, existe un nuevo elemento que podría complicar de alguna manera la política monetaria y, sobre todo, el nivel de los precios. Ahora, “los préstamos al sector privado constituyen la principal fuente de crecimiento de los agregados monetarios, superando con creces los pesos inyectados por las compras netas de divisas del BCRA”, indica el informe económico del Banco Ciudad.

Según Deloitte, “la evolución de los créditos bancarios al consumo desde el año 2003 a la fecha exhibe un ritmo de crecimiento significativo”, sin embargo, la consultora sostiene que “cabe destacarse que el nivel de crecimiento en el período mayo 2010 a mayo 2011 presentó una variación del 42%, muy superior al incremento observado en el mismo período de los años anteriores, 23% para 2010 (respecto de 2009) y 14% para el año 2009 (respecto de 2008)”.

¿Por qué debería preocupar entonces el fenómeno? Por la sencilla razón de que ambos mecanismos se suman. Es decir, se emite dinero para comprar dólares y, al mismo tiempo, el público incrementa la masa del circulante por los préstamos que pide a los bancos.

Por otra parte, una de las contracaras de este proceso es que el BCRA, cada vez, absorbe menos pesos por Lebac y Nobac. En parte, debido a las muy bajas tasas que ofrece a los bancos y, en segundo lugar, porque para las entidades financieras les resulta mucho más rentable prestarle a la gente, con tasas muy positivas, que al Banco Central a tasa negativa.

Y, por una paradoja de la pseudo heterodoxia, la fuga de capitales (que no frena su crecimiento) le da una mano a la autoridad monetaria: los dólares se compran con pesos que “salen” del circuito financiero y de esa manera se evita que todos los pesos (emitidos y por créditos) vayan a los precios.