El parque tecnológico nace con todos los espacios ya solicitados pese a la crisis
05/09/2011
INSA-IBM, que prevé alcanzar los 400 empleados, yanegocia ocupar la mitad del recinto, en pleno campus. Infostock, el supercomputador y otras firmas quieren instalarse en este edificio de 5,7 millones de euros

Fuente: www.elperiodicoextremadura.com   Fecha: 05.09.2011

Ha necesitado dos años de obras y 5,7 millones de euros de inversión, pero la sede cacereña del Parque Científico y Tecnológico de Extremadura (existe otra en Badajoz) ya está finalizada y varias empresas negocian la ocupación de sus 4.500 metros cuadrados de superficie, pese a los tiempos de crisis. De hecho, no todas las firmas interesadas tendrían finalmente cabida en el interior por su considerable número. Los tres acuerdos más avanzados, que casi podrían darse por seguros, son los de la software factory de INSA-IBM con sus 220 empleados (ahora en Capellanías), que pretende llegar a los 400 en la nueva ubicación; la empresa Infostock Europa, con presencia en varios puntos del país; y el supercomputador extremeño, que sitúa a la región como referente internacional.

El parque tecnológico, ubicado en el campus, está gestionado por la Junta y la Universidad de Extremadura a través de una fundación que pretende cerrar los acuerdos con las empresas este mismo mes, para realizar las adaptaciones interiores necesarias y permitir su ocupación a partir de Navidad, según ha detallado a EL PERIODICO el director general del área, Antonio Verde, tras el anuncio de apertura realizado por el presidente extremeño, José Antonio Monago. Las firmas interesadas pertenecen al sector de las TIC (tecnologías de la información y la comunicación) y las hay de todos los tipos, desde gigantes como INSA-IBM hasta pequeñas spin-off nacidas al abrigo de la universidad, pasando por empresas cacereñas ya constituidas y otras que han abierto una delegación en la ciudad a la espera del parque.
 
En primer lugar se avanzarán los acuerdos con las tres mayores firmas, y una vez adaptados sus espacios, se estudiará la entrada de las empresas que necesitan menos superficie. En concreto, INSA-IBM requiere una planta completa y ocuparía 2.000 de los 4.500 metros cuadrados totales. Infostock precisa 1.000 metros cuadrados y el supercomputador extremeño otros 500. Las empresas de menor formato completarán posteriormente el parque.
Además, la fundación que lo gestiona pretende mantener una colaboración fluida con el ayuntamiento cacereño, responsable de otros dos recintos también enfocados a empresas innovadoras: Garaje 2.0 y Embarcadero. De hecho, se prevé establecer contactos para facilitar la posible ubicación en ambos edificios de algunas firmas que, por exceso de demanda, pudieran interesarse en el poblado minero.
 
FOCO DE INNOVACION El parque tecnológico no será un simple semillero, sino que responde a un concepto avanzado con espacios propios para cada firma y servicios comunes a todas ellas. De hecho, la intención es que funcione como una macrosede o gran espacio de encuentro para empresas innovadoras, de modo que exista un intercambio de creatividad, conocimientos y experiencias, según explica Antonio Verde. Pero además se dará una especial simbiosis con la universidad (de ahí su proximidad a la Politécnica, cuna de varias ingenierías y titulaciones técnicas), de manera que estudiantes, grupos de investigación y empresas puedan colaborar y trabajar en conjunto, lo que en definitiva contribuiría a hacer del parque un núcleo de dinamización tecnológica, con proyectos y productos que impulsarían el tejido social y económico.
 
Este concepto es el que ha llamado la atención de INSA-IBM. Sus responsables confirmaron el viernes que mantienen su interés por el traslado al parque tecnológico, donde esperar alcanzar los 400 profesionales (ingenieros informáticos y especialistas en otras disciplinas), ya que su demanda de trabajo sigue creciendo. A su lado estaría la Fundación Computación y Tecnologías Avanzadas de Extremadura (COMPUTAEX) con el Supercomputador Lusitania, fabricado por HP a iniciativa de la Junta. Con dos años de trayectoria ya ha recibido prestigiosos galardones internacionales y presta servicios estratégicos en el ámbito de la investigación científica, dispone de una enorme capacidad para almacenar información o alojar servicios que las empresas ofrecen a terceros (más de 300 terabytes de memoria), y ha desarrollado proyectos relacionados con el cambio climático, la salud, la agricultura o la economía del agua,
 
También estaría Infostock, empresa extremeña de fabricación de equipos informáticos y prestación de servicios a las administraciones, cuyos resultados le han llevado a abrir delegaciones por el territorio nacional